Literatura 05.09.2011Imprimir

Libro

Todos los niños pueden llegar a ser como Einstein

El experto en educación Fernando Alberca no sólo se demuestra que el determinismo genético sobre la capacidad de inteligencia de nuestros hijos se puede corregir y desarrollar

La editorial Toromítico ha publicado un original ensayo de Fernando Alberca titulado Todos los niños pueden ser Einstein que no sólo demuestra que el determinismo genético sobre la capacidad de inteligencia de nuestros hijos se puede corregir y desarrollar, sino que lo hace de forma práctica invitando en este manual a los padres y educadores a inculcar entre sus descendientes una serie de pautas de conductas y proponiendo una relación de ejercicios prácticos, que plasma en esta nueva publicación, que favorezcan e inculquen entre los infantes determinadas cualidades que ayuden a  incrementar sus coeficientes desde su más tierna infancia.

Todos los niños pueden llegar a ser como Einstein

 

Según Alberca, cualquier padre o madre es capaz de encontrar con este libro, de una forma eminentemente práctica, las claves que llevan a sus hijos al triunfo de su propia capacidad. Con una buena motivación adecuada y aprovechando su cerebro y cualidades innatas, el autor asevera en su original ensayo que se puede evolucionar hacía una mejora en el comportamiento intelectual  y que cualquier progenitor puede formar entre su familia a seres irrepetibles y geniales que ayuden a progresar a la sociedad en la que viven, y por consiguiente hacerles más felices a ellos y a los que lo rodean.

 

“Si su hijo ha de pensar adecuadamente, necesita que le enseñen a pensar. Si ha de resolver problemas, necesidad adquirir la habilidad de resolverlos. Si ha de utilizar su cerebro de modo creativo, necesita practicar la creatividad intelectual. Y para todo ello, precisa la suficiente motivación y confianza en sí mismo”, comenta este experto en educación.

 

Albert Einstein no aprendió a leer hasta los siete años, su maestra lo calificó como mortalmente lerdo. Le costó sangre, sudor y lágrimas acceder a la Escuela Politécnica. Después de conseguirlo y finalizar su carrera, su tesis doctoral no causó la más mínima impresión al tribunal que la juzgó, de hecho la consideraron bastante mediocre. A pesar de ello, Einstein acabó convirtiéndose en uno de los científicos más geniales del mundo, y no fue el único: Thomas Alva Edison, Michael Jordan, Graham Bell, Stanley Kubrick, Federico García Lorca, forman parte de la lista de genios que fueron malos estudiantes.

 

Fernando Alberca nació en Córdoba, 1966. Es Licenciado en Filosofía y Letras y Máster en Dirección de Centros Educativos. Ha sido profesor y director en distintos centros docentes de Huelva, Cáceres, Zaragoza y Asturias. Profesor de Honor del Colegio Internacional San Jorge. Miembro del Comité de Arbitraje del Programa Argos 2004 para el Fomento de la Lectura, del Ministerio de Educación y Ciencia del Gobierno Español. Ha sido Consejero del Consejo Escolar del Principado de Asturias; miembro constituyente del Foro de Participación del Observatorio de la Convivencia entre Iguales del Principado de Asturias; colaborador en distintos medios de comunicación de radio, prensa y televisión.

 

Ha atendido un consultorio radiofónico semanal durante más de tres temporadas consecutivas y un programa televisivo semanal sobre educación, respondiendo a las preguntas de periodistas y padres. Conferenciante habitual sobre temas relacionados con la conducta y aprendizaje del bebé, el niño y el adolescente. Entre sus publicaciones se encuentran: Carta a un Amigo, Sintonizar con los hijos, El dominio de sí, 99 trucos para ser más feliz, Cuatro claves para que tu hijo sea más feliz, ¿Quieres casarte conmigo?, Las complicaciones del corazón y Guía para ser buenos padres.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...