Música 10.01.2012Imprimir

Concierto

Para amantes de Springsteen y Petty...

Danny And The Champions Of The World llegan a Madrid

Danny Wilson, mejor dicho, Danny George Wilson, es la cabeza y el corazón que se oculta tras el novelesco nombre de Danny And The Champions Of The World. Y, viendo el buen gusto y la querencia por las travesuras que el escritor, Roald Dahl tenía, no creo que le importase que el amigo Wilson le robe el título de su novela de 1975 de nombre homónimo.

Para amantes de Springsteen y Petty...

Lo que hace la banda australiana (como no) pero emigrada a las islas británicas en este su tercer disco es dar un paso adelante en su amor por la música norteamericana y, tras dejar al amigo Dylan, múxima influencia en su disco anterior, lanzarse en una explosiva zambullida a un mar con tres nombres en sus costas. Bruce Springsteen, Willie Nile y Tom Petty. Y, la ostia, que bien le sienta.

Lo que el remodelado grupo austroinglés ha logrado en este maravilloso "Hearts And Arrows" es llenar de carnalidad y sangre cada canción del álbum. La evolución de la banda queda patente si miramos la trayectoria de Wilson. Lejos quedan los sonidos de su primera banda, Grand Drive junto a su hermano Julian, incluso los apuntes en solitario de su disco "The Famous Mad Mile".

A partir de ello, Danny monta el chiringuito – armónica, banjo, mandolina, slide – con un ojo en las buenas vibraciones y otro en la nostalgia de cantautor, con referencia a temas clásicos – esa frase que piensas has escuchado antes en composiciones de otros – pasando de puntillas sobre un sonido de pelaje balsámico.

Más sobre...

Lo que aquí tenemos es un sonido norteamericano cien por cien. Las melodías que te hacen moverte del sillón y salir a la calle a mirar de cara al sol. Guitarras que suenan en las radios de gasolineras destartaladas con un desierto inmenso tras ellas. Saxos que, aún siendo imposible reemplazar al añorado Big man, suenan melancólicos o poderosos en varias canciones de este genial disco. Once canciones que le han dado sangre nueva a este corazón que os habla, y que buena falta le hacía, ¡joder!

Si necesitáis, para convenceros, más palabras tras haber leído el trío de referentes musicales en los que Danny y sus Campeones del Mundo basan su música... es que estáis muy enfermos, y no creo que sea el caso ¿verdad?

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...