Internacional 20.01.2012Imprimir

Comercio exterior

Colombia se apoya en el crecimiento para atraer la inversión foránea

El ICEX organiza un Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial hispano-colombiano que se celebrará en Bogotá los días 17 y 18 de abril

Con un crecimiento sostenido en torno al 5,5% en 2011 y unas perspectivas similares para este año, Colombia se perfila como uno de los países de Latinoamérica más interesantes para la inversión. No en vano, y si se mantiene la tendencia actual, en 2014 podría superar a Argentina y coronarse como tercera economía del continente, sólo superada por Brasil y México. Forma ya parte del nueva grupo estratégico mundial de emergentes: los llamados CIVETS (Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica), llamados a ocupar el lugar de los BRICS en los años venideros.

Colombia se apoya en el crecimiento para atraer la inversión foránea

Colombia ha hecho precisamente de la fortaleza de su economía en épocas de crisis su principal acicate para atraer al país la inversión foránea. Y a tenor de los resultados, su estrategia ha convencido. Según datos facilitados por Proexport, entidad colombiana responsable de la promoción del turismo, la IED y la exportación, la inversión extranjera en el país latinoamericano ascendió, sólo en el primer semestre de 2011, a 5.260 millones de euros.

Un mercado interno de 42 millones de habitantes –el tercer país más populoso del continente–, una mejora notable en las condiciones de seguridad y un escenario de estabilidad política y macroeconómica hacen de Colombia uno de los mercados con más futuro de la región

Al contrario de lo que se pudiera pensar, cuenta con un índice riesgo-país muy bajo ya que ha sabido administrar con eficacia su deuda externa y nunca ha incumplido sus responsabilidades financieras internacionales. Sendos factores han contribuido en la mejora continua de su calificación por parte de las principales agencias crediticias internacionales y, lo que es más importante, en que haya sido considerado en 2010 como “el país latinoamericano con mejor clima para hacer negocios”, según el informe Doing Business que publica el Banco Mundial.

 

Pero lo que en opinión de los expertos supone una ventaja considerable respecto a otros mercados de la zona es el hecho de contar con la segunda mayor disponibilidad de mano de obra cualificada del continente, al tiempo que de una legislación laboral flexible y regulada. Además de su posición geoestratégica, a medio camino entre Norteamérica y Sudamérica y con salida al mar y puertos en los océanos Pacífico y Atlántico, lo que abre la vía también a los mercados europeo y asiático.

Los intercambios comerciales hispano-colombianos se han intensificado en los últimos años en parte potenciados por la entrada en vigor en 2007 del Acuerdo de Promoción e Inversiones Recíprocas (APPRI) y el Tratado de Doble Imposición (TDI), operativo desde 2008. Ha sido especialmente significativo el aumento de los flujos comerciales y de inversiones en ambos sentidos, con nuevas operaciones en sectores prioritarios como el financiero y las telecomunicaciones. En este sentido, España es el quinto cliente internacional del país latinoamericano y uno de sus principales proveedores.

Así, de enero a octubre de 2011, las exportaciones españolas en Colombia aumentaron un 31%, hasta los 455 millones de euros, llegando a superar incluso el volumen total de ventas del año precedente. Entre los principales productos y servicios de exportación destacaron los trenes y la maquinaria ferroviaria –42,31 millones de euros–, la maquinaria de elevación, transporte y manutención –29,77 millones– y los productos siderúrgicos –29,66 millones–. En cuanto a las importaciones, éstas alcanzaron en el mismo periodo los 732 millones de euros: España compró fundamentalmente combustibles, lubricantes y café. <---newpage--->

Más sobre...

En cuanto a la inversión, España ha sido también en los últimos años uno de los países más activos en Colombia, sobre todo en lo que concierne los sectores turístico, TICs, transporte y finanzas. En concreto, son muchas las cadenas españolas que han puesto sus ojos en suelo colombiano. Es el caso de NH, que acaba de inaugurar un hotel en Bogotá, y de Iberostar y Sol Meliá, que han apostado por Cartagena de Indias. Además, gigantes como BBVA, Santander y Telefónica llevan tiempo invirtiendo en los principales sectores estratégicos del país.

España ha sido el segundo inversor en Colombia durante la última década y es previsible que se mantengan los flujos de las empresas españolas ya establecidas, así como la llegada de nuevas compañías de menor tamaño. Por otra parte, ante los acuerdos comerciales que este país ha firmado o se encuentran en proceso de negociación, algunas compañías nacionales podrían utilizar Colombia como plataforma de inversiones de carácter regional.

Más info en

http://www.icex.es/icex/cda/controller/pageICEX/0,6558,5518394_5519005_6366453_4551516_0,00.html

por ICEX

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...