Jaén 15.02.2012Imprimir

Hogar

OMIC recuerda las revisiones de las instalaciones de gas

La inspección será realizada por el personal contratado

La Oficina Municipal de Consumo, OMIC, del Ayuntamiento de Úbeda recuerda a los usuarios que las revisiones de los sistemas de gas deben ser solicitadas por los propios usuarios a las empresas autorizadas por la Consejería de Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, después de recoger numerosas reclamaciones de vecinos que aseguran que han tenido que pagar por una revisión que no habían solicitado.

OMIC recuerda las revisiones de las instalaciones de gas

Según ha informado la concejal de Consumo, María del Cruz, técnicos de empresas instaladoras de gas butano autorizados han realizado en Úbeda en los últimos días visitas a los domicilios solicitando realizar la revisión de las instalaciones, la mayoría de los usuarios que han recibido estas visitas han accedido a la revisión sin haberla solicitado. Una práctica fraudulenta que se suele repetir cada año en esta época y cuyas víctimas suelen ser personas mayores.

Por este motivo, desde la OMIC se recuerda a los usuarios que las inspecciones se deben realizar cada cinco años y previa solicitud del usuario que es quien debe abonar el servicio. Los usuarios tienen derecho a contratar los servicios de la empresa que considere oportuna, por lo que se recomienda consultar en la Consejería de Industria la relación de inspectores autorizados, así como tarifas y servicios que ofrecen.

El distribuidor deberá comunicar a los usuarios, con una antelación mínima de cinco días la fecha de visita de la inspección, que realizará solicitando que se le facilite el acceso a la vivienda. Desde la OMIC se recomienda que nunca dejen entrar en la vivienda a personas que se presentan como inspectores del gas si no ha habido antes una comunicación previa por parte de la empresa distribuidora o de la empresa inspectora contratada.

La inspección será realizada por el personal contratado y, cuando la inspección arroje un resultado, se cumplimentará y entregará al usuario un certificado de inspección.  En el caso de que se detecten anomalías, si estas son consideradas principales y no pudieran ser corregidas en el mismo momento, se deberá interrumpir el suministro de gas y se precintará la parte de la instalación pertinente o el aparato afectado. 

En caso de faltas consideradas como secundarias, según la normativa técnica aplicable, se dará un plazo de 15 días naturales para su corrección. Las anomalías deberán ser corregidas por un instalador  de gas o un servicio técnico que deberá entregar al usuario un justificante de corrección de anomalías según un modelo unificado.

 

Además, las gomas sólo deben cambiarlas si están defectuosas o caducadas. Recuerde que el regulador y las abrazaderas no tienen caducidad. Exija siempre una factura detallada y conserve las piezas sustituidas ya que en caso de reclamación son un buen medio de prueba.

Y, por supuesto, exija el certificado que acredite que el técnico se hace cargo y responsable de la calidad de la instalación realizada. Si los técnicos que se presentan en su domicilio sin haberles llamado dicen que su dirección se la ha facilitado su distribuidor de butano, tenga en cuenta que eso no es cierto. Nadie, ni siquiera el distribuidor, puede facilitar nombres y direcciones de sus clientes.

La concejal insiste en que si ha sido víctima de una práctica fraudulenta de este tipo, la OMIC de Úbeda ha mediado en las reclamaciones registradas contra este tipo de empresa consiguiendo en muchos casos la devolución del dinero, por lo que no dude en dirigirse a la Oficina Municipal de Información al Consumidor ubicada en la Avenida de la Constitución, número 10, bajo. <---newpage--->

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...