Economía 07.03.2012Imprimir

Empleo

Las mujeres autónomas amortiguan la caída

La evolución del colectivo de trabajadores autónomos en España ha sido muy desigual en el caso de hombres y mujeres

La crisis económica está golpeando con dureza al colectivo de autónomos en España, afirmación que se demuestra con el hecho de que desde mayo de 2008, España ha perdido 341.509 autónomos.

Las mujeres autónomas amortiguan la caída

 

El número de trabajadores autónomos en España ha pasado de los 3.409.008 registrados en el RETA en mayo de 2008 a los 3.067.499 en diciembre de 2011, lo que se traduce en un descenso del -10%, es decir, 341.509 trabajadores por cuenta propia menos.

Todas las comunidades autónomas, a excepción de las ciudades autónomas de Ceuta (+3,2%) y Melilla (+6,9%), vieron descender bruscamente el número de trabajadores autónomos desde el inicio de la actual crisis económica, siendo Baleares la que lideró dicha pérdida, con un descenso de autónomos del 15,7%. Con descensos por encima de la media nacional (-10%) se situaron también: Murcia (-14,6%), Comunidad Valenciana (-13,7%), Castilla la Mancha (-11,5%), Cataluña (-11,1%), Aragón (-11%) y La Rioja (-10,4%). Los mejores resultados, aunque también con registros negativos, en cuanto a la pérdida de empresarios los registraron: Extremadura (-5,1%), País Vasco (-7%), Asturias (-7,9%), Castilla y León (-8%), Galicia (-8,4%), Canarias (-8,5%), Andalucía (-8,7 %), la Comunidad de Madrid (-9%), Cantabria (-9,1%) y Navarra (-9,3%).

Si se desagregan los datos por género, cabe destacar que el ritmo de pérdida de empleo autónomo masculino desde el inicio de la crisis ha sido más del doble que el experimentado por mujeres: desde mayo de 2008 el número de autónomos varones ha registrado un descenso del -12,4%; en el caso de las mujeres autónomas, el descenso ha sido del -5,2%.

Más sobre...

A pesar de que las mujeres autónomas no han sido ajenas a la actual situación de crisis económica, cabe destacar que, de los 341.509 autónomos que se han perdido desde mayo de 2008, 284.382 han sido varones frente a tan solo 57.127 mujeres, lo que representa que más de ocho de cada diez (el 83,3%) autónomos que han perdido España desde el inicio de la crisis han sido varones. Las mujeres, por el contrario, suponen sólo el 17% de las bajas, es decir, dos de cada diez.

Si se analizan los datos del trabajo autónomo desde el inicio de la crisis, por comunidades autónomas y género, se comprueba que todas ellas registraron descensos, tanto en el número de varones como en el de mujeres, siendo, en el caso del empleo autónomo masculino, pérdidas mucho más acusadas.

por ATA

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...