Economía 14.03.2012Imprimir

Emprender

5 consejos para emprendedores mayores de 50 años

Aprovecha la oportunidad para hacer lo que realmente te hace feliz

El elevado índice de desempleo en España está provocando que una parte de la población se embarque en la aventura de emprender por la "necesidad de subsistencia" de muchos parados que invierten su subsidio de desempleo en abrir un negocio. La puesta en marcha de estos nuevos proyectos por necesidad tiene como nuevos protagonistas a más mujeres, jóvenes y personas con edades superiores a los 50 años[1].

5 consejos para emprendedores mayores de 50 años

En este contexto, Mola.com, la incubadora y aceleradora de negocios de Internet ha reunido a más de 300 emprendedores de todas las edades y resume en 5 consejos sus recomendaciones para emprendedores senior.

1.     Aprovecha la oportunidad para hacer lo que realmente te hace feliz: En ocasiones la inercia y las circunstancias de la vida nos llevan a colocarnos en empleos que no nos hacen felices y acaban quemándonos. Los hobbies y verdaderas vocaciones quedan muchas veces relegadas a las obligaciones familiares y financieras y dejamos atrás lo que verdaderamente nos gusta. Por eso, cuando perdemos un trabajo a los 50 años o simplemente queremos emprender un negocio por nuestra cuenta, tenemos frente a nosotros la oportunidad de volver a empezar y cumplir nuestros sueños.

2.     Encuentra un punto de equilibrio entre las demandas del proyecto y tu nivel de energía: Un trabajo que requiera dedicar muchísimas horas al día o esfuerzos físicos puede que no sea el más idóneo a estas alturas de tu vida. No es que estés demasiado mayor para llevarlo a cabo, sino que estás menos dispuesto al sacrificio energético que ya has demostrado durante tantos años. Es importante ser honesto con las posibilidades de cada uno para evitar desmotivarnos con las nuevas responsabilidades del día a día.

3.     Rodéate de gente joven y optimista y escúchalos: Aunque no siempre la gente joven es la más preparada, rodearte de los jóvenes más optimistas te ayudará a a recuperar tu espíritu más jovial y tu esencia más rebelde y anticonformista, muchas veces necesaria para hacer frente a los prejuicios y miedos que se van adquiriendo con las responsabilidades de la edad.  

4.     No te desanimes por tu edad, aprovéchate de ella: Los empresarios de edad avanzada son más propensos a tener una larga historia profesional, así como mayor experiencia crediticia para obtener los préstamos vitales para empezar. La edad es por tanto un valor positivo que suma experiencia y visión al negocio.

Más sobre...

5.     Compensa tus carencias con un partner: Si tu negocio necesita de tecnología u otras disciplinas que no sabes manejar o no te interesan (marketing online, etc) estudia la posibilidad de asociarte con algún experto que pueda suplir tus carencias para sumar al negocio.

Cuando se piensa en emprendedores siempre se imagina a gente joven. Sin embargo, Benjamin F. Jones, economista de la Kellogg School of Management (EE.UU.) hizo un análisis de los antecedentes de los ganadores del Premio Nobel y otros grandes inventores del siglo XX y descubrió que la edad media a la que hicieron sus grandes innovaciones fue a los 39 años.  Es más, la mayor tasa de grandes avances, el 72 por ciento, se produjo en la franja de los 30 y los 40, y solo el 7 por ciento llegó antes de la edad de 26 años. <---newpage--->

En palabras de Enrique Dubois, CEO de Mola.com “Cada vez más estamos viendo a emprendedores mayores de 50 años, con más autonomía, flexibilidad y recursos intelectuales y financieros de los que habían tenido nunca y además cuentan con más experiencia que los jóvenes emprendedores. La realidad es que no existe un requisito de edad para la innovación y lo que importan son las personas y lo que puedan aportar.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...