Economía 16.04.2012Imprimir

Fraude

ATA valora el mayor control al sistema de módulos en beneficio de la transparencia

España cuenta con más de un millón y medio de actividades fantasma realizadas por personas que ni están dadas de alta ni están pagando impuestos

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, valora positivamente el Plan de lucha contra el fraude fiscal que ha aprobado el Gobierno en Consejo de Ministros, al ser la economía sumergida uno de los grandes problemas a los que se tienen que enfrentar los autónomos. España cuenta con más de un millón y medio de actividades fantasma realizadas por personas que ni están dadas de alta en la Seguridad Social ni en Hacienda ni están pagando impuestos, y que suponen una competencia desleal para el colectivo.

ATA valora el mayor control al sistema de módulos en beneficio de la transparencia

La lucha contra el fraude fiscal ha de ser un objetivo, una prioridad, y es responsabilidad no sólo del Gobierno sino de toda la sociedad – apunta Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA – porque para que haya fraude, no sólo tiene que haber una persona que presta un servicio de forma irregular, sino también quien lo pague”.

En un momento como el actual, donde todos las miras de Europa están puestas en nuestro país, España no puede convertirse en un paraíso para el fraude fiscal”, apunta Lorenzo Amor.

LIMITE 2.500€ PAGO EFECTIVO

En cuanto a la decisión del Gobierno de prohibir el pago en efectivo en operaciones de más de 2.500 euros en las que al menos intervenga un empresario profesional, ATA la considera acertada, aunque sería necesario que este tope se extienda también a los particulares.

“Todo lo que sea acabar con la economía sumergida y el fraude fiscal es, desde luego, bueno para todos, aunque es fundamental extender ese límite para que también afecte a quienes ejercen actividades económicas no declaradas y no se perjudique a quienes están dados de alta y a duras penas tienen que hacer frente a sus cotizaciones y a sus impuestos”, señala Lorenzo Amor.


A este respecto, ATA considera que al prohibir los pagos en metálico en aquellas operaciones que superen los 2.500 euros, es previsible que aumenten los pagos por transferencia bancaria, según la asociación. Por ello, tanto el Gobierno y como el Banco de España deberían controlar las comisiones que cobran las entidades financieras a los autónomos y las empresas por efectuar dichas transferencias que, en los últimos meses, se han aumentado (las comisiones) un 40%.

Más sobre...

ACOTAMIENTO DEL SISTEMA DE MÓDULOS

El plan de lucha contra el fraude fiscal aprobado por el Consejo de Ministros contempla la exclusión del sistema de módulos a los autónomos, con o sin trabajadores a su cargo, – de aquellas actividades afectadas por la retención del 1%, que son las ligadas a la construcción - que facturen más del 50% a empresas y solo operará para aquellos cuyo volumen de rendimientos íntegros (ventas menos compras) sea superior a 50.000 euros anuales.

Por ello, ATA considera que esta exclusión del sistema de módulos beneficiará la transparencia fiscal y ayudará a controlar el mal uso que una pequeña parte del sistema de módulos frente a quienes lo utilizan de manera correcta, que son la mayoría.

ATA estima esta medida afectará a una muy pequeña parte de los 800.000 autónomos que tributan en módulos, ya que lo que pretende el Gobierno es evitar lo que vulgarmente se conoce como compra de facturas entre personas que tributan en módulos y empresas, por lo que no afectará a los autónomos que están en el sistema de estimación objetiva y trabajan principalmente con clientes particulares, que son la mayoría. <---newpage--->

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...