Gente 11.05.2012Imprimir

Liga

La Champions determinará el futuro de Falcao

Carlos CRuz desde Leeds UK

Aún con la resaca de la Europa League en las venas los atléticos se han despertado con una noticia que empaña el éxito logrado contra el Athletic de Bilbao en Bucarest por 3-0.

La Champions determinará el futuro de Falcao

La continuidad de Radamel Falcao no está asegurada si el equipo no se gana el último billete que te permite tener opciones de jugar las apuestas a la Champions League. Para ello deben vencer al Villarreal en la última jornada y esperar que el Málaga no pase del empate contra el Sporting. El quinto puesto con derecho a la Europa League parece lo más lógico atendiendo a la clasificación actual, lo que en otras palabras quiere decir que el Atlético de Madrid deberá buscar salida a su estrella en la final de Rumania. Los ingresos por la Europa League no cubrirían las deudas pendientes ni repitiendo éxito en la próxima edición.

La directiva del Mazanares tiró la casa por la ventana pensando que se asegurarían la Champions y podrían hacer frente al dinero para pagar a Hacienda y al Oporto. De momento no es así. Además la nueva normativa del Gobierno de Rajoy no permite a los clubes generar más gastos que ingresos, quedando embargada parte de las ganancias hasta que se finiquite la deuda con el fisco. Se desconoce la cantidad exacta, pero sí se sabe que es una de las más altas de los equipos pendientes.

Por otro lado, el Atlético aún debe al conjunto portugués parte del fichaje por el delantero. Ambas entidades estipularon el traspaso en 40 millones euros, de los que el ex equipo de Falcao sólo habría recibido la mitad.

Aunque el colombiano tiene cuatro años más de contrato y su deseo es el de continuar la cuentas no cuadrarán a no ser que se produzca un milagro en la jornada 38. Así lo ha hecho saber el mismísimo Miguel Ángel Gil Marín. Los grandes del viejo continente ya se frotan las manos ante tal situación. Desgraciadamente no será la única salida.

Está por ver si pueden retener a Adrian López. Vino con la carta de libertad bajo el brazo y tras su eclosión en el Vicente Calderón son varios equipos los que preguntarán por él en verano. Económicamente sería una operación redonda, no así moralmente. Su caché se ha disparado y los 18 kilos de su cláusula de rescisión están al alcance de los más poderosos, mientras se ha convertido en uno de los más queridos por la afición colchonera.

Carlos Cruz


 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...