España 27.06.2012Imprimir

Empresas

Las empresas buscan aptitud emocional antes que capacidad intelectual

Según las conclusiones del estudio “Empleabilidad, talento y esfuerzo: el camino del éxito” elaborado por la consultora Convencer con comunicación y en el que ha colaborado Aflora y otros expertos del sector, la aptitud emocional tiene un peso del 77% a la hora de elegir a un candidato. La capacidad intelectual tiene un 23%

Sin lugar a dudas, uno de los principales problemas actuales a los que se enfrenta España es el paro. Con la tasa de desempleo más alta de la Unión Europea, es necesario realizar un cambio sustancial en la mentalidad en lo que se refiere al mercado de trabajo. Y en ese cambio juega un papel importante, un concepto que ha ido adquiriendo cada vez más fuerza: la empleabilidad. En este sentido, Aflora, consultora especializada en ofrecer servicios de Coaching, desarrollo y transición profesional, ha colaborado en un estudio junto con otros expertos del sector, denominado “Empleabilidad, talento y esfuerzo: el camino del éxito” realizado por la consultora Convencer con comunicación. 

Las empresas buscan aptitud emocional antes que capacidad intelectual

Tal y como afirma Ángeles de la Flor, la empleabilidad es el conjunto de todas las cualidades (habilidades, formación, experiencias…) que hacen que un profesional tenga valor en el mercado, “se trata de un rasgo que toda persona que no quiera verse alienado profesionalmente debería tener en cuenta a lo largo de toda su carrera”. Tal y como se afirma en el estudio, la empleabilidad es un concepto que será relevante mucho tiempo porque la naturaleza del empleo ha cambiado y nos encontramos en la era del talento. Hoy nos encontramos en un entorno cambiante, en el que el empleo “vitalicio” desaparece y cobra protagonismo la flexibilidad, la adaptación y la movilidad. Según un estudio de Manpower, los trabajadores al llegar a los 38 años contarán con un recorrido profesional de entre 10 o 14 trabajos. Por este motivo es vital adaptarse al entorno y poner el foco en la empleabilidad.

¿Cómo se puede ser una persona “empleable”?

Una persona empleable será aquella que tenga la agilidad suficiente para anticiparse y adaptar de manera constante sus conocimientos, competencias y habilidades a las demandas del mercado de trabajo.  La manera de fomentar la empleabilidad es encontrar el equilibrio entre aptitudes y actitudes. La formación  permanente a lo largo de la vida y la orientación será fundamental para desarrollar aptitudes y para el desarrollo de actitudes, se centrarán en la importancia de no dejar de lado las habilidades personales y profesionales buscando su mejor desarrollo y rendimiento.

Por otro lado, y en cuanto a lo que buscan las empresas, la capacidad intelectual tiene un peso del 23%, mientras que el 77% restante se refiere a la aptitud emocional. Esto se refiere a capacidades como la capacidad de comunicación, influencia, negociación, liderazgo, trabajo en equipo, adaptación al cambio, etc. Pueden ser desarrolladas a través de técnicas como el mentoring o el coaching y tienen un gran valor para el profesional.

En el estudio “Empleabilidad, talento y esfuerzo: el camino del éxito” realizado por la consultora Convencer con comunicación, han participado, además de Ángeles de la Flor de la consultora Aflora, expertos como José Antonio Sáinz, Consejero Delegado de Eurotalent, Camilla Hillier-Fry, Socio de PeopleMatters y Carlos Hernández, Fundador de Dosabrazos.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...