Internacional 04.07.2012Imprimir

Viajar

Zambia: el top five de actividades ineludibles en las Cataratas Victoria

Desde el Royal Livingstone Hotel (Zambia) llegan los consejos para disfrutar al máximo del corazón de África

Las Cataratas Victoria son unas de las maravillas naturales del mundo, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: “Zambia es, para los entendidos, uno de los destinos emergentes de África, y las Cataratas Victoria, junto con la vecina localidad de Livingstone, constituyen un punto de llegada ideal para un viaje de exploración al corazón de África”, afirma Lidia Martinuzzi, directora de marketing y ventas para el sur de Europa de Sun International, la prestigiosa cadena hotelera que se vanagloria de regentar el único resort situado en una posición privilegiada, de hecho el más cercano a las Cataratas Victoria, en pleno Parque Natural.

Zambia: el top five de actividades ineludibles en las Cataratas Victoria

Pero, ¿cuáles constituyen el top five, las experiencias más aconsejadas para disfrutar al máximo de una estancia en las Cataratas Victoria? Nos las desvela Giulio Togni, director del Royal Livingstone Hotel, un exclusivo remanso de tranquilidad de ambiente colonial en la ribera del río Zambeze, a pocos metros del gran salto de agua.

“La mayor parte de nuestros huéspedes no deja escapar la oportunidad de ver las Cataratas desde lo alto: un panorama verdaderamente sobrecogedor”, nos explica Giulio. Se trata del Helicopter Flip, una excursión en helicóptero que sobrevuela las Cataratas. Se despega desde un pequeño helipuerto inmerso en plena naturaleza (máximo 4 pasajeros por viaje) para explorar desde lo alto el río Zambeze hasta llegar a las cataratas y admirar su majestuosidad en total plenitud.

La visita a la Isla Livingstone, posible de julio a abril, es el mejor modo de vivir las cataratas casi “desde dentro”. La isla Livingstone, de hecho, es un pequeño islote situado en el límite del salto, a algo más de 100 metros de las cataratas, en mitad del río Zambeze. Practicable desde 1995, se puede llegar a ella en pocos minutos en barca desde el Royal Livingstone Hotel. En el islote se organiza el desayuno, el almuerzo o el té de media tarde: solo 16 personas, para una experiencia a pie del agua... literalmente. La isla Livingstone es también un buen punto de partida para los más aventureros que quieran alcanzar a nado la famosa Devil’s Pool, la piscina del diablo: una piscina natural situada justo en la cima de las cataratas y a resguardo de las corrientes más intensas, donde se pueden zambullir y refrescarse inmersos en las aguas del Zambeze. Una experiencia reservada a nadadores experimentados, dado que para alcanzar el objetivo es preciso nadar un pequeño tramo siguiendo en zigzag el curso indicado por la guía para evitar las corrientes del río.

Tras una jornada de aventura y de naturaleza, el momento de mayor encanto se da al comenzar la tarde con el “gin tonic al atardecer”, un aperitivo en la terraza del Royal Livingstone Hotel, la plataforma de madera flotante sobre el río Zambeze, desde la que se disfruta del increíble espectáculo que ofrece el ardiente atardecer, justo enfrente. Los huéspedes no pueden menos que observar un respetuoso silencio frente a semejante y majestuosa vista subyugados además por los colores, los aromas y los rumores de la naturaleza que trae consigo la suave brisa.

Son muchos los viajeros, sobre todo españoles, que disfrutan enormemente de la experiencia a bordo del Royal Livingstone Express: no sabemos si será por la mágica atmósfera que rodea al antiguo tren de vapor, restaurado y vuelto a poner en funcionamiento, que hace que parezca un viaje atrás en el tiempo, al año 1800. O si será por la cena para gourmets que se sirve a bordo,... el caso es que los españoles quedan siempre entusiasmados” dice Giulio. El Royal Livingstone Express es un tren de vapor del siglo XIX que discurre por la antigua vía ferroviaria Mulobezi y que se ha vuelto a poner en funcionamiento recientemente para permitir a los visitantes vivir un poco de la magia africana de épocas pasadas. Se parte al atardecer, se degusta un aperitivo en el vagón abierto, que permite admirar el paisaje con los colores del anochecer, y se prosigue después con una cena de cinco platos preparada por el chef de Sun International en un ambiente elegante y retro. <---newpage--->

Sin duda, un momento de bienestar para el cuerpo y el espíritu será el que deporte la estancia en el original spa del Royal Livingstone Hotel. En la total privacidad de un cenador situado junto a la ribera del río Zambeze, en un discreto rincón del jardín, se realizan masajes de bienestar teniendo por única compañía el rumor del río que discurre y de las cataratas a lo lejos. Para una inmersión total en las tradiciones de Zambia se puede elegir el tratamiento ceremonial “Lwiindi”, un ritual completo de belleza para todo el cuerpo reservado en tiempos a las princesas antes de su boda.

He aquí pues el top five, las cinco actividades verdaderamente ineludibles en las Cataratas Victoria, aunque las maravillas naturales que explorar y las actividades que experimentar, ya sean de relax, deportivas o que supongan una descarga de adrenalina, son innumerables, todas ellas por descubrir.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...