Economía 09.07.2012Imprimir

Medidas

Gestha propone alternativas con las que ingresar más del doble sin agravar la crisis

Modificar el IVA, las pensiones y los sueldos de funcionarios recaudaría menos que un nuevo tipo del Impuesto de Sociedades

La aprobación de las medidas de ajuste que desde las Instituciones Europeas se exige a España para cuadrar su déficit, como son la subida del IVA, el recorte de los sueldos de los empleados públicos o la congelación de las pensiones, tan sólo aportaría una recaudación de 14.000 millones de euros anuales, cifra que se podría conseguir igualmente con la creación de un nuevo tipo del Impuesto de Sociedades para las grandes empresas con beneficios por encima del millón de euros, según indicaron hoy los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA).

Gestha propone alternativas con las que ingresar más del doble sin agravar la crisis

De este modo, el colectivo indicó que el alza del IVA, de los Impuestos Especiales y de otros impuestos indirectos tan sólo elevaría en unos 8.000 millones de euros la recaudación del Estado, mientras que el recorte del 5% del sueldo a más de 2,6 millones de empleados públicos en el conjunto de Administraciones supondría un ahorro de 4.500 millones de euros. Por su parte, la congelación de las pensiones  (tanto las contributivas de la Seguridad Social como de las clases pasivas) a más de nueve millones de pensionistas únicamente se traduciría en 1.530 millones de euros.

Pese al teórico impacto positivo para las arcas públicas, la puesta en marcha de estas medidas reduciría notablemente el consumo interno, provocando el cierre de centros de producción y el aumento del desempleo, lo que a corto y medio plazo agravaría aún más la recesión de la economía española y el desplome de la recaudación prevista.

Además, Gestha considera que la subida del IVA es "injusta" en la medida en que aumenta el esfuerzo fiscal de las familias frente a las empresas, y es "regresiva" porque afecta en mayor medida a los ciudadanos con bajos ingresos que a quienes disponen de más recursos: mientras los primeros dedican gran parte de sus ingresos a pagar el IVA ­-que grava el consumo-, los segundos además tienen posibilidad de ahorrar, sobre lo que no se aplica este impuesto.

Más sobre...

Los más perjudicados serán, por tanto, mileuristas y pensionistas, quienes a su vez sufrirían una nueva congelación de sus ingresos pese a ser uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. Por su parte los empleados públicos tendrían que soportar una nueva rebaja de sueldos que vendría a sumarse a la rebaja de 2010 y a las congelaciones aprobadas en anteriores legislaturas, creando un efecto 'bola de nieve' que reduciría drásticamente su calidad de vida desde el estallido de la crisis.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...