Olivarama 18.07.2012Imprimir

SEMINARIO

“El aceite de oliva puede ser considerado, incluso, un medicamento”, según Barjol

El director ejecutivo del COI, Jean Louis Barjol, inauguró el pasado lunes el seminario Aceite de oliva. Cultura del pasado, aromas del presente y bienestar para el futuro, que se está celebrando estos días en Santander.

El aceite de oliva “no es un producto más, sino un alimento con unas propiedades singulares por las que puede ser considerado condimento e, incluso, un medicamento”. Así lo aseguró el director ejecutivo del Consejo Oleícola Internacional (COI), Jean Louis Barjol, en la inauguración del seminario Aceite de oliva. Cultura del pasado, aromas del presente y bienestar para el futuro, que se está celebrando esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), de Santander.

“El aceite de oliva puede ser considerado, incluso, un medicamento”, según Barjol

Durante su intervención, Barjol destacó que “la puerta de la investigación se mantiene abierta a nuevos beneficios en la salud que se sospecha que tiene el aceite de oliva”. Asimismo, valoró la “concepción global del producto” como “componente esencial” de una dieta que describe un estilo de vida propio de las personas que viven en la cuenca mediterránea, una costumbre antigua “cuyo origen avala y certifica los beneficios que eran casi desconocidos” y que fue “redescubierta a finales del siglo XX por estudios sobre prevención de algunas enfermedades que abundan en la existencia de sustancias cardioprotectoras”. 

En este sentido, destacó la “importancia social del cultivo del olivo en los países productores” y explicó que el organismo que preside “se propone el desarrollo de nuevos mercados” y “el apoyo de iniciativas para que las nuevas generaciones no olviden lo que sabían sus abuelos”.

El Director Ejecutivo del COI añadió que el organismo intergubernamental se dedica a la difusión de la información científica de este alimento y a fomentar su demanda mediante una adecuada concienciación del consumidor”. Al respecto, apostilló que aunque el 75% del consumo pertenece a los países productores, la imagen del aceite de oliva en los países extra mediterráneos, y de modo especial en Estados Unidos, Canadá o Japón, entre otros, es “esencial para su equilibrio”.

También allí presente, la directora general de Pesca y Alimentación de la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria, Pilar Pereda Pérez Pereda, argumentó que “los fenicios trajeron el aceite a las costas españolas, pero nosotros nos hemos convertido en el principal productor”. Respecto a la producción de aceite en Cantabria, Pereda recordó que allí no hay, pero sí existe un maridaje “excelente” entre los productos transformados de la industria pesquera, como son las conservas y las semiconservas, lo que convierte a la región en una gran consumidora.

A la apertura del curso, además, acudieron el director gerente de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero, Álvaro González-Coloma; y el director de la Agencia para el Aceite de Oliva (AAO), Carlos Sánchez Laín, entre otros.

Cultura y salud

Patrocinado por la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero, el Consejo Oleícola Internacional, la Caja Rural Jaén, Unicaja, GEA-Westfalia Separator Ibérica, este seminario se clausurará el próximo viernes, 20 de julio, después de analizar tanto los aspectos culturales, históricos y económicos del aceite de oliva como los resultados de los proyectos de investigación sobre sus propiedades vinculadas a la salud.

Con esta iniciativa, que cuenta con la colaboración del Gobierno de Cantabria, se pretende demostrar que el aceite de oliva no es sólo una fuente nutritiva, sino que esconde un universo de amplia significación simbólica, artística y cultural. 

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...