Economía 30.07.2012Imprimir

Balance

Banesto mejora su rentabilidad de explotación

El deterioro económico está provocando un aumento de las entradas en mora en el semestre, muy concentradas en el sector inmobiliario

Tras realizar saneamientos y provisiones por 1.190 millones de euros

. En el semestre se han realizado provisiones extraordinarias para riesgos y activos inmobiliarios por 663,4 millones de euros, que
representa el 70% de las necesidades de provisiones estimadas para riesgos y activos inmobiliarios, derivadas del RD 2/2012

. La tasa de morosidad continua por debajo del sector y se sitúa en el 5,04%, con una cobertura con provisiones del 41,5%


. Se mantiene la fuerte generación de liquidez en el semestre por 2.150 millones de euros


. El core capital alcanza el 9,4%, por encima del 9,0% del pasado mes de diciembre

RESULTADOS

El primer semestre de 2012 se ha desarrollado en un contexto de debilidad económica y fuertes tensiones en los mercados.

En este entorno, Banesto ha centrado su gestión en la mejora de la rentabilidad de explotación, la optimización de la liquidez y el fortalecimiento patrimonial, lo que le ha permitido cerrar este primer semestre del año en la senda de los objetivos fijados
para el ejercicio.

Banesto mejora su rentabilidad de explotación

Resultante de esta gestión, el margen de intereses ha alcanzado los 700,5 millones de euros, un 9,0% inferior al del primer semestre de 2011, pero con crecimiento respecto al anterior trimestre. La mejora del diferencial de clientes y la gestión de balance han permitido compensar parcialmente el impacto de la menor actividad en el negocio y los bajos tipos de interés.

La gestión comercial, la vinculación de clientes y el foco en áreas de mayor crecimiento han dado lugar a una mejora del nivel de ingresos netos por servicios, que han sido de 273,6 millones de euros, un 1,4% superiores al mismo periodo del año anterior. Las comisiones de fondos de inversión y pensiones han supuesto 30,0 millones de euros, un 25,8% menos que en 2011, consecuencia, básicamente, de la
elección por los clientes de otros instrumentos de ahorro. En total, las comisiones netas han bajado frente al primer semestre de 2011 un 2,2% y han sido de 303,6 millones de euros.
 
Los resultados de operaciones financieras han alcanzado los 78,6 millones de euros, con un avance del 1,2% respecto al mismo periodo de 2011, y corresponden íntegramente a operaciones con clientes, teniendo carácter de operativa ordinaria y
recurrente.
 
Adicionalmente, los otros resultados de explotación y los resultados de sociedades no financieras recogen el impacto de la venta en el primer trimestre del 26% de la participación en Santander Seguros, así como de la subida de la aportación al Fondo de Garantía de Depósitos que ha supuesto un mayor coste de 22 millones de euros en el periodo.
 
El margen bruto obtenido en el primer semestre de 2012 ha sido de 1.069,9 millones de euros, un 9,6% menos que en igual periodo de 2011, aunque con un ligero crecimiento respecto de los últimos trimestres. Ajustado el efecto de las ventas de las participaciones en la compañía de seguros y la gestora de fondos y la modificación de la contribución al FGD, la bajada sería del 6%.

El estricto control de la eficiencia ha seguido siendo una de las prioridades de gestión, así se ha registrado un descenso del 0,3% en los costes de explotación hasta los 488,1 millones de euros. La ratio de eficiencia, indicador que hasta el cierre de marzo de 2012 ha sido la mejor entre los bancos españoles, se sitúa al acabar el primer semestre de 2012 en el 45,4%. <---newpage--->

El margen neto de explotación del primer semestre de 2012 ha alcanzado los 581,8 millones de euros, un 16,2% menos que en el primer semestre de 2011, pero reflejando una mejora en la evolución trimestral a lo largo del año. En todo caso la caída interanual homogénea, excluidos los efectos de los ajustes comentados anteriormente, es del 10%.

Las dotaciones para insolvencias en los primeros seis meses de 2012 han supuesto un cargo de 457 millones, frente a 266,0 millones en igual periodo de 2011. La cifra del año anterior incluía 105 millones de utilización de provisión genérica, y 371 millones de dotaciones específicas, mientras que en este ejercicio prácticamente toda la dotación es para provisión específica.

Por otra parte, se han generado beneficios extraordinarios por 641 millones de euros, de ellos 373 millones corresponden a la venta de participadas y de carteras de créditos que estaban íntegramente provisionadas, y 268 millones se originan por resultados de otras operaciones financieras y corporativas. Paralelamente, se han realizado dotaciones por 663,4 millones para provisiones inmobiliarias en
cumplimiento de los nuevos requerimientos establecidos en el RD 2/2012.

Como resultante, el beneficio neto atribuible del primer semestre ha sido de 34,6 millones de euros, un 87,9% menos que el año anterior y en línea con la senda marcada para el ejercicio.

BALANCE

Los recursos de clientes del sector privado se han situado al cierre de junio de 2012 en 44.618 millones con un descenso interanual del 4,8%, consecuencia de una política conservadora en la gestión de precios de los depósitos.

La débil demanda de crédito y el entorno de mayores riesgos de crédito y liquidez sigue afectando a la evolución de la inversión crediticia, que al cierre del primer semestre de 2012 se ha situado en 66.459 millones de euros, un 7,7% menos que hace un año, evolución en línea con el sector. En este capítulo tiene un peso significativo la reducción de la cartera inmobiliaria objeto de saneamiento, que se ha
ajustado un 22% en términos interanuales.

El deterioro económico está provocando un aumento de las entradas en mora en el semestre, muy concentradas en el sector inmobiliario. Si bien, la recuperación y ventas de carteras, mantienen estable el saldo de morosos en 3.840 millones, por debajo del saldo del pasado mes de diciembre, lo que supone un 5,04% del riesgo crediticio total del banco.

El ajuste de la inversión, especialmente inmobiliaria, y la gestión de balance está posibilitando la mejora continua y orgánica del nivel de capitalización del Banco, que se encuentra por encima de los mínimos exigidos. Al cierre de junio de 2012 la Ratio BIS es del 10,0%, y el core capital del 9,40%, con un avance de 0,61 pp desde Junio de 2011, porcentaje que permite tener cubierto en su totalidad el buffer de capital requerido para los activos y riesgos inmobiliarios en el RD 2/2012.

Más sobre...

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...