España 10.08.2012Imprimir

Patente

Diez razones para que el emprendedor se decida a patentar

Los emprendedores españoles piensan que es un proceso costoso y dirigido a las grandes empresas

Entre los emprendedores españoles existe la falsa creencia de que proteger el resultado del I+D fruto de su esfuerzo individual o empresarial, es algo costoso en términos económicos, que ofrece escasos beneficios a quién se acoge a esta vía de protección de activos, y que además parece un sistema orientado únicamente a defender los intereses económicos de las grandes compañías frente a nuestras PYMEs o incluso ante los emprendedores que aún no han constituido su empresa.

Diez razones para que el emprendedor se decida a patentar

Estamos acostumbrados a leer en prensa artículos en los que las multinacionales defienden activamente sus derechos de patente acudiendo tantas veces como sea necesario a los Tribunales para lograr su objetivo. Esta práctica no es habitual de un solo sector, si no que se extiende a muchos ámbitos de la ciencia y la industria.

Así ocurre en el sector farmacéutico, donde por ejemplo estamos presenciando la persecución mundial de Pfizer a sus competidores para mantener los derechos exclusivos que le otorgan sus patentes, tratando de impedir la entrada de los genéricos con el mismo principio activo del Viagra en el mercado.

También entre los fabricantes de gadgets existe una guerra mundial abierta, especialmente en el mundo de los tablets, como lo demuestran los continuos pleitos entre Samsung y Apple con la finalidad de sacar al otro competidor de este rentable negocio. Igual ocurre entre los fabricantes de telefonía puntera, entre los que se encuentran Apple y Samsung de nuevo, así como Microsoft, Motorola, Nokia y BlackBerry, normalmente por el mismo motivo, el abuso en el uso de las patentes básicas de estas compañías para el funcionamiento de Internet en los móviles.

No siempre se necesita hablar de tecnología puntera para que existan intereses económicos relevantes y patentes de por medio, como ocurre con el gran consumo. A principios de 2012 saltó la noticia de que Nestlé, a través de su filial que comercializa Nespresso iba a demandar, como así lo ha hecho, a sus rivales por supuesta copia de sus cápsulas de café.

Todo este escenario, hace que el sentimiento del emprendedor español sea negativo hacia el mundo de las patentes, porque consideran que es un entorno complejo de manejar, que requiere muchos conocimientos y recursos económicos y del que desconfían por no tener claros los beneficios y retornos que les pueden reportar.

Sin embargo, si todas estas grandes compañías acuden a la vía de las patentes para proteger y defender sus desarrollos e invenciones, es precisamente por la seguridad y beneficios económicos que este sistema de protección les reporta. Precisamente, la protección que otorgan las patentes tiene más beneficios aún para las pequeñas empresas que para las grandes multinacionales, ya que les permite defenderse y negociar con aquéllas de igual a igual:

1)   Sólo las patentes generan derechos exclusivos a favor de su titular con los que poder negociar, ya que además tienen un valor económico per se que se puede cuantificar.

2)   Si el objetivo de todo emprendedor es crecer y fortalecerse en el mercado, no puede asumir el riesgo que supone no proteger sus activos, porque cuando su empresa se consolide, necesitará defenderse de sus competidores y para ello necesita tener patentes que protejan su innovación.

3)   No hay ninguna alternativa que garantice los derechos del emprendedor si éste decide no proteger sus invenciones a través de patentes. La alternativa a las patentes son los secretos industriales, y estos son muy difíciles de mantener en una empresa que está creciendo, en la que la entrada y salida de personal es continua, y que además para consolidarse en el mercado necesita dar difusión y divulgar al menos parte de su know how. <---newpage--->

4)   Los inversores a los que antes o después acudirá el emprendedor para hacer crecer su empresa, necesitan tener garantizada la exclusividad del negocio por el que están apostando y esto sólo se consigue mediante el registro de sus patentes en las oficinas correspondientes.

5)   Existen despachos profesionales del sector de las patentes, las Agencias de Propiedad Industrial, que pueden ayudar a cualquier PYME a obtener patentes sólidas y a utilizar la estrategia territorial más económica y adecuada a sus intereses, evitando desembolsos innecesarios y racionalizando el gasto en extensión internacional de patentes para acompasarlo a su crecimiento real.

Más sobre...

6)   Con las invenciones protegidas por patente, el emprendedor puede acudir incluso directamente a las entidades bancarias a buscar financiación para su proyecto.

7)   Existen ayudas de distintas entidades (OEPM, ICEX, CDTI, etc) que tratan de fomentar la protección de las invenciones vía patente y que cubren en todo o en parte, algunos de los gastos más elevados de una patente como son las traducciones de los documentos a otros idiomas, en algunos casos parte de los honorarios de los agentes de Propiedad Industrial o las tasas por extender dichas patentes fuera de España.

8)  Las patentes son instrumentos clave en la estrategia de internacionalización de una PYME, porque le dan la protección que necesita para poder negociar con potenciales distribuidores o fabricantes de otros países, garantizándose que no le van a copiar, y si lo hacen, teniendo asegurada la defensa.

9)   El emprendedor dueño de una patente puede obtener rentabilidad directa y por tanto un retorno económica de la misma por dos vías, o bien, explotándola directamente en aquellos países que le resulten estratégicamente interesantes, o bien licenciándola o vendiéndola en aquellos países que por su lejanía, no le resulten atractivos al emprendedor.

10) El seguimiento y vigilancia de las patentes de las empresas del entorno del emprendedor o de sus competidores más directos, permite a los emprendedores conocer los intereses estratégicos y comerciales de estos, ayudándoles en la toma de decisiones bien para competir con ellos o bien para diferenciarse.

A la vista de todo lo anterior, la conclusión es que las patentes permiten al emprendedor defenderse más y mejor frente a los competidores, encontrar financiación, negociar con terceros su tecnología o explotarla directamente con seguridad, tener información cierta de por dónde se están moviendo las tendencias en su sector y tomar decisiones que comercialmente le permitan maximizar sus beneficios. Por todas estas razones parece que las patentes son el mejor instrumento para que el emprendedor haga crecer su actividad, maximizando además sus beneficios.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...