Gente 13.08.2012Imprimir

Salud

Cómo evitar al cáncer de piel

El cuidado y protección adecuada de la piel nos permitirá lucir un rostro hermoso a cualquier edad a la vez que prevenimos el cáncer de piel.

Ya llegó el verano y con él la oportunidad de tumbarnos en la playa o en el campo y disfrutar de los rayos de sol sobre nuestra piel. Una costumbre placentera y muy relajante que, sin embargo, también tiene su lado negativo, como ya sabemos, la fuerte asociación existente entre la exposición inadecuada a la luz solar y el cáncer de piel. “En esta época del año, como en ninguna otra, toma gran relevancia el tema de proteger y cuidar nuestra piel. Siguiendo unos simples consejos podremos aprovechar todas las virtudes de la vida al aire libre y evitar los efectos negativos del sol”, nos comenta la Doctora Mariela Barroso.

Cómo evitar al cáncer de piel

La aparición de un 8% de nuevos casos de cáncer de piel en España ligada a la alta mortalidad que puede llegar a alcanzar esta patología, como en el caso del melanoma maligno cuya mortalidad es del 75%, junto con la tendencia al aumento de casos, ha hecho evidente en los últimos años la importancia del cuidado de la piel como pilar fundamental para la prevención del cáncer de piel en nuestro país.

Como cada verano, debemos insistir en la necesidad de broncearse de manera responsable.

¿Cuáles son las causas del cáncer de piel que podemos prevenir?

Actualmente parece claro que la radiación ultravioleta es el factor ambiental que más afecta a la estructura y funcionalidad de la piel. Una excesiva e inadecuada exposición a esta radiación puede conducir al envejecimiento prematuro de la piel y al desarrollo de cáncer. Por otro lado, todos los tratamientos dirigidos a ralentizar el envejecimiento prematuro actuarán como medida de prevención del cáncer de piel.

¿A qué edad se debe comenzar a cuidar la piel?

El cuidado de la piel varía de acuerdo a la edad de la paciente, de manera general lo podemos dividir en 3 etapas:

·         Infancia

·         Adolescencia

·         Edad adulta

En la Infancia nos concentraremos en los cuidados generales relacionados con la alimentación, higiene, exposición solar a horas recomendadas (evitar exposición directa al sol 2-3 horas antes y después de que el sol alcance el zenit), así como el uso de protección solar 15-30 minutos previos a la exposición solar.

En la Adolescencia, la piel es luminosa y sonrosada; el problema que suele aparecer a esta edad es algún grano. De ser así, podemos decir que existe una tendencia a piel grasa y es posible que presente adicionalmente poros abiertos y puntos negros en especial en la zona T de la cara. Es importante a esta edad que se sigan las recomendaciones sobre cuidados generales, tomar el sol de forma moderada y no fumar. También se hace necesario el uso diario de filtros solares que sean compatibles con el tipo de piel, incluso en el invierno. La realización de una limpieza de cutis profesional cada 6-12 meses dependiendo del tipo de piel será un excelente aliado.

Los cuidados específicos en esta etapa de la vida van a depender del tipo de piel y problemas asociados, como lo son la presencia de granos, puntos negros, comedones,  acné, etc. La rutina de cuidado y protección básica en la adolescencia constará de los siguientes pasos: <---newpage--->

·         Uso de Gel o Crema limpiadora  en la mañana y antes de acostarse.

·         Uso de tónico libre de alcohol después de la limpieza.

·         Uso de protección solar diariamente, todo el año,  FPS 30 en invierno y 50 en verano.

En la edad adulta, a todo lo anterior se incluye la utilización de productos de cuidados específicos. Tomando en cuenta la edad, se sugiere incluir a la rutina de cuidado y protección facial básica, a partir de los  25 años de edad, una crema para contorno de ojos cuya piel es más fina, sensible y vulnerable a problemas como las bolsas y las ojeras, así como cremas de cuidado específico para el contorno de los labios, adicionalmente se sugiere la realización en el consultorio de la nutrición celular con factores de transferencias (NCFT), preparado natural que contiene hialurónico, vitaminas, aminoácidos y minerales para la nutrición en profundidad de la piel. Este procedimiento se recomienda 1-2 veces al año como medida preventiva.

A los 40 años la piel comienza a estar más seca, ya que la producción de grasa disminuye con la edad. También hay que destacar las arrugas de expresión en el entrecejo, la frente y las patas de gallo, así como el pronunciamiento del surco naso geniano. Según el Método Reabel, de la Doctora Mariela Barroso, a esta edad comienzan a aparecer los signos clínicos característicos de la pérdida de la turgencia y elasticidad de la piel como lo es la flacidez y la pérdida del óvalo facial, por lo que es imprescindible agregar a nuestra rutina de cuidado facial una crema nutritiva para aplicarse durante las noches que, de acuerdo a la ritmonutrición, es la hora en que la piel realiza sus procesos de regeneración. La realización de una limpieza e hidratación de cutis profesional cada 3-6 meses es de gran ayuda, así como altamente recomendable comenzar con los procedimientos de “bajo mantenimiento” como medida preventiva. Entre estos procedimientos cabe destacar:

Más sobre...

ü  La aplicación de Hialurónico para el tratamiento de surcos y depresiones.

ü  La aplicación de BOTOX® para el tratamiento de las líneas de expresión en la frente, el entrecejo y alrededor de los ojos.

ü  La Aplicación de NCFT 2-4 sesiones al año.

De los 50 en adelante, la piel padece los desequilibrios hormonales propios de la edad, tornándose seca y deshidratada. La piel se adelgaza y pierde progresivamente su firmeza y su capacidad de regeneración. Con respecto a la rutina de cuidado facial, con la finalidad de contrarrestar la deshidratación propia de las pieles maduras, se sugiere el uso durante el día de una crema o serum hidratante. Los procedimientos de bajo mantenimiento son los aliados imprescindibles a esta edad.

En esta etapa se hace necesario, también, estimular y facilitar de manera más contundente la síntesis de colágeno y de elastina así como aumentar el contenido Hialurónico en la dermis. En virtud de lo cual se recomienda la aplicación de NCFT con un número total de aplicaciones de 4- 6 sesiones anuales.

El cuidado y protección adecuada de la piel nos permitirá lucir un rostro hermoso a cualquier edad a la vez que prevenimos el cáncer de piel. La Medicina Estética, será pues, nuestro aliado más valioso. <---newpage--->

Autora: Doctora Mariela Barroso Vásquez, Directora Médica del Método Reabel ® Método Reabel ®, belleza con base médica

Consulta Dra. Mariela Barroso

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...