Internacional 07.09.2012Imprimir

Consumo

Los chinos prefieren la comida importada por ser ‘más segura’

El 61% de los consumidores tiene poca confianza en los productos locales. El 77% de los encuestados, compran leche y lácteos frescos importados

Cada vez son más los consumidores chinos que llenan sus carritos de la compra con comida importada ante los recurrentes escándalos de seguridad alimentaria que sacuden al país.

Los chinos prefieren la comida importada por ser ‘más segura’

 

Según un estudio de Ipsos, el 61% de los consumidores tiene poca confianza en los productos locales, y cerca de un 76% señala el riesgo para la salud de esos alimentos como la principal causa para decantarse por los productos de terceros países. En la actualidad, cerca de un tercio de del compradores de China reconoce estar dispuesto a sustituir los productos de la industria local por los del exterior.

 

Por categorías de productos, un 77% de los encuestados reconoce comprar leche y lácteos frescos importados, seguidos del 57% que se prefiere los aceites y harinas del exterior y el 56% que compra alimentos infantiles en el extranjero.

 

Muchos chinos perciben que los estándares de calidad y seguridad en los alimentos son más estrictos en el exterior. Según Ildiki Szalai, analista de Euromonitor, “la seguridad alimentaria es definitivamente una ventaja para las firmas de alimentos internacionales. Ofrecen a los consumidores una alternativa más segura, que la perciben como menos arriesgada”.

 

Esa consideración, sumada a una buena reputación de marca, dota a las compañías extranjeras de una posición competitiva muy favorable para entrar en el mercado de alimentos de China, que en 2011 se convirtió en el más grande del mundo con un volumen de negocio de 735.660 millones de euros.

por ICEX

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...