España 11.09.2012Imprimir

Ciencia

Proyecto médico pionero que investiga el uso de las TIC en el tratamiento de personas con deterioro cognitivo grave

Este proyecto implantado por Casta Salud en Langreo, se basa en aprovechar los beneficios que la terapia con animales puede producir en este tipo de pacientes

Casta Salud, perteneciente al grupo Eptisa, primera empresa privada en el sector de los servicios de salud mental, y psicogeriatría en España, ha puesto en marcha en su centro de Langreo, (Asturias), un proyecto médico pionero, financiado por la Unión Europea, que tiene como objetivo  investigar el uso de nuevas tecnologías TIC en el tratamiento de personas con deterioro cognitivo grave, desde demencia mínima, que se caracteriza por déficit limitado y variable en la adquisición de nueva información, hasta la demencia severa que supone una pérdida muy importante de procesos amnésicos, rellenando las lagunas con cuadros confabulatorios, incapacidad total de resolución de problema e incluso de reconocer a su familia.

Proyecto médico pionero que investiga el uso de las TIC en el tratamiento de personas con deterioro cognitivo grave

Este proyecto implantado por Casta Salud en Langreo, se basa en aprovechar los beneficios que la terapia con animales puede producir en este tipo de pacientes como son: efecto psicológico, fisiológico y social, por lo que Casta Salud ha incorporado a su terapia a NUKA, un robot con forma de foca bebé, con la que se busca aplicar las técnicas de interacción animal con estos colectivos.

Nuka simula la interacción animal mediante el uso de cinco sensores (táctil, luz, audición, temperatura y sensores de postura). De esta manera, el robot es capaz de  percibir a las personas y sus entornos y de ofrecer una respuesta específica a cada situación. Los residentes no diferencian al robot de un animal vivo, lo que para la comunidad terapéutica representa un ejercicio de simulación con un objeto real y básico en la vida diaria.

Principales beneficios

Entre los principales beneficios que se persiguen a través de la colaboración con el paciente mediante su interacción con NUKA destacan; un efecto psicológico que se manifiesta en forma de relajación y motivación; un efecto fisiológico, del que se deriva una mejora de los signos vitales, y un efecto social, dado que se consigue una activación de la comunicación entre los pacientes y los profesionales que les atienden.

Las reacciones de NUKA ante los estímulos que recibe devuelven la sonrisa a una persona deprimida, estimulan su carácter social y los bloqueos afectivos, ayudan a controlar sus impulsos violentos y proporciona actividad y entretenimiento, disminuyendo la dependencia que los pacientes tienen de sus cuidadores favoreciendo su autonomía. Todo ello conduce a una mejora de la situación global: cognitivo, estado de ánimo, alteraciones conductuales y comunicación de los pacientes.

Olga Ginés, Directora General de Casta Salud señala que: “desde el inicio del proyecto, se aprecia un mejor rendimiento de los residentes en las sesiones terapéuticas, mostrando un mayor grado de interacción con la comunidad de residentes, al tiempo que un incremento del nivel de alerta y de la capacidad comunicativa”

Más sobre...

La institución ha contado con una subvención cercana a los 70.000 euros para poder desarrollar esta investigación, cuyo elemento más costoso es el propio robot, que constituye un sofisticado desarrollo tecnológico procedente de la industria japonesa. Una vez testado el comportamiento de los pacientes en su relación con la mascota, se espera que esta nueva forma de terapia se implante en los centros de Casta Salud en Guadarrama, Langreo, Arévalo y Ontiveros, donde actualmente residen más de 1.000 pacientes con enfermedad mental.

Junto a Casta Salud, participan en este proyecto pionero en España el Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas, perteneciente a la Fundación Reina Sofía, y Alzheimer León, especializados en el tratamiento de demencias, lesiones cerebrales y patologías relacionadas con la tercera edad. <---newpage--->

Hasta la fecha, sólo siete países (Japón, Reino Unido, Suecia, Italia Corea, Brunei y Estados Unidos) han realizados experiencias con robots en el tratamiento de enfermedades mentales. Este hecho subraya el carácter pionero de esta investigación en España. El proyecto se puso en marcha el pasado mes de mayo, y ya se ha realizado una primera evaluación que arroja resultados muy positivos para los facultativos de Casta Salud.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...