Olivarama 13.09.2012Imprimir

CONSUMO SALUDABLE

La FEN recomienda el consumo de aceite de oliva para mantener una correcta alimentación

El organismo necesita energía para funcionar. Diversos son los alimentos que nos proporcionan ese aporte energético, pero solo uno, el aceite de oliva, es el ácido graso monoinsaturado que la FEN aconseja mantener.

La Dieta Mediterránea es un patrón alimentario que combina ingredientes de la agricultura local, las recetas y formas de cocinar propias de cada lugar, y los fusiona con la práctica de ejercicio físico moderado, dando como resultado un estilo de vida saludable.

La FEN recomienda el consumo de aceite de oliva para mantener una correcta alimentaciónFoto cedida por el Magrama

Foto cedida por el Magrama

Por esto y mucho más, esta pauta nutricional, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, ha despertado el interés en instituciones y fundaciones que ven en ella un estilo de vida realmente beneficioso para la salud.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y la Fundación Española de la Nutrición (FEN) han evaluado el estado y evolución de la dieta española en los últimos años según los datos proporcionados por el Panel de Consumo Alimentario que elabora el Ministerio.

Para ello, han analizado el “plato medio” consumido durante 2008 por los habitantes españoles, desglosando la cantidad de cada grupo de alimentos que ingiere una persona de media al día. De los resultados se desprende que el grupo de bebidas sin alcohol es el de mayor consumo en cantidad (g/persona y día), seguido por los grupos de leche y derivados y verduras y hortalizas.

En general se constata que el consumo de cereales, cereales integrales y patatas, verduras, hortalizas, frutas y legumbres se encuentra por debajo de la cantidad aconsejada, mientras que el de lácteos, pescados y mariscos, carnes magras, huevos y grasas, dulces y embutidos se halla por encima del recomendado.

Energía “monoinsaturada”

Los datos proporcionados por la investigación señalan que la ingesta media de energía es de 2.754 kcal/día. Casi el 40% de la misma es aportada por la suma de los grupos de cereales y derivados (23,2%) y aceites y grasas (15,3 %), seguidos de carnes y productos cárnicos (11,8%) y muy alejados del grupo de pescados y mariscos, que solo supone el 2,7% de esta energía.

Así, los resultados recabados constatan que la población española supera las recomendaciones de energía aportada por hidratos de carbono, pero no llega a la deseada procedente de los lípidos.

Concretamente, la FEN recomienda mantener el aporte de ácidos grasos monoinsaturados presentes en la dieta de la población española mediante la ingesta de aceite de oliva como grasa culinaria, pero insiste en la disminución del aporte de ácidos grasos saturados, lo que se consigue disminuyendo el consumo de mantequillas, mantecas, etc.

En relación a los ácidos grasos poliinsaturados, la FEN destaca que se debe prestar una especial atención a los pertenecientes a la familia omega-3, ya que su ingesta se relaciona con la prevención de algunas enfermedades.

En general, el análisis señala que se debe seguir trabajando para mejorar el consumo de alimentos característicos de la dieta española como son las legumbres, los cereales y sus derivados y, por supuesto, conseguir la energía que necesitamos ingiriendo dosis recomendadas de aceite de oliva.

A pesar de la magnífica disponibilidad alimentaria del mercado español, el consumo medio de alimentos, y por tanto, la ingesta de energía y nutrientes, no cumple las recomendaciones de una alimentación saludable. Por ello, es necesario educar a la población alimentaria y nutricionalmente hablando, para fomentar su autonomía a la hora de elegir correctamente los alimentos de acuerdo a los principios de la Dieta Mediterránea tradicional.

por Vanesa López

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...