Ella 01.10.2012Imprimir

Anticonceptivos

La píldora del día después: todo lo que debes saber

Desde la liberación y revolución sexual de los 60, la mujer ha ido cambiando su forma de entender la sexualidad y con ello, su manera de entender el mundo.

Los diferentes países no han permanecido ajenos al progresivo cambio de tendencias en materia de sexualidad que se ha ido produciendo a lo largo de varias décadas. Desde la liberación y revolución sexual de los 60, la mujer ha ido cambiando su forma de entender la sexualidad y con ello, su manera de entender el mundo.

La píldora del día después: todo lo que debes saber

Una de las novedades médico-científicas que más influyeron en este cambio de mentalidad y en el modo de actuar fue la comercialización de la 'píldora', que permitió a la mujer decidir cómo y cuándo deseaba quedarse embarazada. 

Sin embargo, más allá de la existencia de este método, existe la llamada PDD o píldora del día después, un anticonceptivo que en nada tiene que ver con la píldora genérica y cuyo uso debe atender a una razón de emergencia, principalmente por los efectos adversos que puede tener al tratarse de dosis muy elevadas (de 1,5 mg por comprimido) de la sustancia que contiene, levonogestrel (LNG). De ahí que sea tan importante saber cómo y cuándo hay que tomarla.

Esa píldora anticonceptiva de emergencia debe administrarse en las primeras 72 horas después del coito no protegido o cuando se ha producido una situación que ha concluido con un posible riesgo de embarazo (como la ruptura del preservativo). Es muy importante que sea tomada tan pronto como sea posible, preferiblemente dentro de las 12 horas y no más tarde de las 48-72 horas tras la relación sexual, ya que la eficacia del tratamiento disminuye a medida que pasan las horas. En este sentido, el efecto máximo [reducción del riesgo de embarazo en un 85%] se alcanza entre las seis y las diez horas posteriores al acto sexual.

Por su parte, los comprimidos pueden tomarse con un poco de leche o alimentos sólidos para reducir la incidencia de náuseas. En caso de vómito antes de las tres horas siguientes a la toma de la píldora, la ingesta debe repetirse y esta debe ser, de nuevo, de 1,5 mg de levonogestrel, que actúa directamente en la eliminación de la actividad del ovario, inhibiendo la maduración del óvulo y evitando, de este modo, la fecundación. Para lograrlo, la píldora se compone, además, de dos tipos de hormonas (progestágenos y estrógenos), similares a las producidas por el organismo de la mujer, que actúan principalmente sobre el cerebro, pero también sobre los ovarios, las trompas de Falopio y el útero. 

Más sobre...

La Organización Mundial de la Salud recomienda, sin embargo, el uso del preservativo como forma de no tener que atender a este tipo de informaciones y, de hacerlo, que sea solamente en aquellos casos en que sea estrictamente necesario, ya que pese a que las píldoras, tanto la anticonceptiva como la del día después, pueden prevenir un embarazo, no sirven en la prevención de enfermedades e infecciones de transmisión sexual.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...