Gente 03.10.2012Imprimir

Boquita

Miguel Bosé: 'Yo despido a quien me lame el culo'

'Yo no he jugado con la provocación. Siempre he tenido un lado masculino muy poderoso y un femenino muy poderoso'

El artista español -que recientemente se durmió durante una entrevista- es un maestro a la hora de generar polémica y sabe que sus contundentes respuestas en las entrevistas le asegurarán un puesto destacado en la actualidad de los medios de comunicación. En sus más de 30 años de carrera, la estrella ha ofrecido numerosas muestras de su fuerte carácter, y tanto los periodistas como los miembros de su círculo más cercano han sufrido en alguna ocasión sus cambios de humor. Sin embargo, si hay algo que enfurece de verdad a Bosé es la gente que le profesa adoración extrema.

Miguel Bosé: 'Yo despido a quien me lame el culo'

"En mi caso no tengo a nadie que me diga lo que quiero oír, los tengo entrenadísimos. Yo despido a la gente que me lame el culo. Les miro mal, les hago la vida imposible, les pongo trampas. Eso no es saludable ni en una familia ni en los equipos", confesó en una entrevista con la edición española de la revista Rolling Stone.

El veterano intérprete tampoco tolera el "morbo" que, en su opinión, destilan muchos periodistas en la formulación de sus preguntas. En su extensa trayectoria lidiando con la prensa, Bosé no ha dudado en dirigirles insultos cuando la ocasión lo merecía -'Cerdo, eso no se hace en mi rueda de prensa', le espetó a un periodista que se bajó los pantalones para llamar su atención- o algún que otro desplante, como el que protagonizó cuando abandonó la sala en medio de una conversación que derivó en temas demasiado personales.

"Yo no me enfado por lo que me preguntan, sino por la actitud que tiene la gente al hacerlo. Lo que no soporto es el morbo, aunque es totalmente cierto que tengo fama de gruñón y de pedante en las entrevistas. Es una fama pésima que debo mantener para que no se deje de hablar de mí en los periódicos", explicaba hace años en una entrevista promocional de su disco Sereno.

Más sobre...

Pero si hay un tema que es capaz de desatar en Bosé reacciones tan pasionales como contradictorias es el de su apuesta por una imagen de clara ambigüedad sexual. Sobre este asunto, el artista ha llegado a quejarse de la excesiva indiscreción de los reporteros, al tiempo que se explaya argumentando las razones que le motivan a ello.

"Yo no he jugado con la provocación. Siempre he tenido un lado masculino muy poderoso y un femenino muy poderoso. Nací en una generación que había mutado, no sabíamos que éramos", explica ahora en la entrevista reciente con Rolling Stone.

"Una vez, en una entrevista con una revista gay, algunos redactores me decían que sabían perfectamente quién era homosexual y quién no en el mundo del espectáculo. '¿Y a mí qué?', les solté, no necesito saber esas cosas sobre la vida privada de los demás", afirmaba hace años.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...