Gente 15.10.2012Imprimir

Salud

El trabajo no es compatible con la última etapa del embarazo

Investigaciones previas ya demostraron que el hecho de que un bebé pese una cantidad considerada baja al nacer puede ser motivo de posibles problemas de salud en su futuro

Aunque lo recomendable sea dejar de trabajar entre los seis y los ocho meses del embarazo, muchas mujeres se sienten tan comprometidas con su vida laboral que no se preparan debidamente para el parto. Esto puede ser tan negativo para el bebé como lo es el tabaco, cuyos males son ampliamente conocidos. Varias encuestas llevadas a cabo en Estados Unidos y en Gran Bretaña, reveló que si en 1991 un 16% de mujeres trabajaba en el último mes de gestación, diez años después esta cifra llegaba al 30%.

El trabajo no es compatible con la última etapa del embarazo

El cansancio o el estrés que puede generar un trabajo pueden conllevar complicaciones para el bebé o para el momento del parto, según asegura un estudio de la Universidad de Essex. También revela que, de media, los bebés que nacen cuando la madre ha trabajado hasta las últimas semanas pesan de media 250 gramos menos que el resto. Lo mismo ocurre cuando una mujer embarazada no ha dejado de fumar durante los meses de gestación, los fetos crecen menos y los bebés son más pequeños. Sin embargo, esto solo se percibía en los recién nacidos de madres mayores de 24 años.

Investigaciones previas ya demostraron que el hecho de que un bebé pese una cantidad considerada baja al nacer puede ser motivo de posibles problemas de salud en su futuro, además de multiplicar el riesgo de un desarrollo más lento. Otros peligros colaterales son unas menores oportunidades de tener éxito escolar y una tasa de mortalidad más elevada.

Más sobre...

De las mujeres preguntadas en los estudios, aquellas para las que había sido beneficioso dejar de trabajar en las primeras etapas del embarazo eran las que tenían niveles de educación inferiores y, en muchos casos, tenían profesiones que requerían mayores esfuerzos físicos.

Para los investigadores, los resultados manifestaron la necesidad de legalizar una baja por maternidad obligatoria previa al parto, igual de necesaria que la posterior al nacimiento del bebé.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...