Gente 15.10.2012Imprimir

Boquitas

Lindsay Lohan presume de sus múltiples aventuras sexuales

La actriz neoyorquina invitó a cenar al grupo musical McFly -con quien trabajó en la película 'Devuélveme mi suerte'- mientras rodaban en Nueva Orlean

La actriz neoyorquina invitó a cenar al grupo musical McFly -con quien trabajó en la película 'Devuélveme mi suerte'- mientras rodaban en Nueva Orleans y aprovechó para contarle sus detalles sexuales más íntimos, lo que hizo que los músicos no pudieran acabarse la comida.

Lindsay Lohan presume de sus múltiples aventuras sexuales

"Condujimos hacia el restaurante, pero apenas habíamos bajado del coche Linsday empezó a soltar toda la lista de estrellas de Hollywood con las que se había acostado, antes de explicar que prefería a los hombres mayores. Cuando nos sentamos y cenamos, nos contó todas estas historias sobre su vida sexual y fue suficiente para que no quisiéramos comer más", escribió el batería del grupo, Harry Judd, en el libro de memorias de la banda, 'Untold Things. Our story'.

En el libro, Harry también reveló que tras esa conversación, él y la polémica intérprete compartieron esa noche más que palabras.

"Más tarde nos encontramos con otros miembros del reparto y el equipo de la película en el Club 360, en una fiesta en un ático que daba vueltas y que estaba en el barrio de French Quarter. Bajo la escalera había una habitación con una iluminación roja muy tenue. Había una cama en el centro y una pareja practicaba sexo delante de todo el mundo. Era el tipo de fiesta que los grupos de música deben frecuentar", confesó Harry.

Sin embargo, el asombro no le frenó a la hora de seguir a Lindsay, que le agarró de la mano y le llevó a un baño.

"Cerró la puerta y se abalanzó sobre mí directamente y así estuvimos un rato. Luego las cosas se pusieron más serias, un poco más calientes. Una cosa llevó a la otra, pasamos de los precalentamientos al siguiente paso y cuando estaba a punto de llegar al final, Danny entró y dijo: '¡Oh, tío, lo siento!'", relató.

Aunque el batería quería continuar a pesar del incidente, Lindsay se encontró cansada y la anécdota no pasó de ahí.

"Lindsay estuvo juguetona durante un rato pero poco a poco recuperó la sobriedad y me dijo: 'Te tienes que ir antes de las ocho'. Yo no me quería ir para nada, porque no habíamos acabado. Pero me dijo que estaba cansada, se quitó una de esas pestañas postizas enormes que llevaba en los ojos y se fue a dormir. Fue demasiado para mi noche de pasión", aseguró.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...