Gente 22.10.2012Imprimir

Cuidados

Cómo cuidar nuestro contorno de ojos

Algunos remedios caseros muy sencillos pueden hacer que no tengamos tanto hinchazón

Tener bolsas en los ojos puede ser inevitable, ya que es la edad la que las causa, cuando los músculos que sujetan la grasa localizada se encuentran debilitados y no son tan efectivos. Sin embargo, no por ello debemos olvidar cuidar la zona. Algunos remedios caseros muy sencillos pueden hacer que no tengamos tanto hinchazón.

Cómo cuidar nuestro contorno de ojos

Para refrescar el contorno y conseguir una mejor circulación de la sangre, sea cual sea el producto que apliquemos, debemos hacerlo con suaves golpecitos y nunca arrastrando los dedos, algo que hacemos por una falsa sensación de alisar las patas de gallo.

Los productos cosméticos que tratan las bolsas suelen contener bases naturales de aloe vera, naranja o pepino. Siguiendo esta información, algunos remedios naturales pueden basarse en estos ingredientes, por lo que colocar sobre la cavidad de los ojos rodajas de pepino o bolsas de té bañadas en agua fría –y previamente escurridas– durante cinco minutos cada día puede ser muy efectivo.

Por otro lado, dar frescor puede ayudar a no tener la zona tan inflamada, por lo que bañarnos la cara con agua fría, especialmente en la zona de las bolsas, con ligeros golpecitos o ponerse una toalla húmeda con agua fría cada mañana puede ayudar a que el problema no empeore. Esta hidratación también puede implementarse bebiendo más agua cada día, o tomando frutas y verduras. En cambio, es mejor no comer alimentos muy salados o altos en sodio, puesto que retienen más agua, lo que significa una mayor deshidratación. La comida rápida, los platos precocinados o la comida china pueden tener una cantidad de sal demasiado elevada.

Más sobre...

Algunas prácticas que también pueden ser efectivas son dormir las horas que el cuerpo requiera, descansar con una siesta o masajear la zona de las bolsas. Además, se aconseja dormir con la cabeza ligeramente elevada, con una almohada adicional, para que la sangre circule mejor.

Algunas alergias también pueden afectar a las bolsas de ojeras, lo que requiere productos específicos. Las más frecuentes son a los alérgenos, como plumas, polvo y polen.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...