Cultura 30.03.2007Imprimir

áster Crianza 2001, un “château�? en el corazón de la Ribera de Duero

El grupo ha puesto en marcha un programa de enoturismo que permite a los socios de sus “Club de Cosecheros�? vivir la experiencia de ser bodegueros por unos días

La pasión por el vino va más allá del placer de la cata, de su disfrute sensorial. Los aficionados ahora pueden también sentirse viticultores y bodegueros por unos días, disfrutar conociendo los secretos de la bodega,  sus barricas y botelleros, las técnicas de elaboración y crianza, recorrer los viñedos y, por supuesto, degustar sus vinos. Todo en el corazón de la Ribera del Duero, en una de sus bodegas más emblemáticas: áster. La bodega, que elabora los prestigiosos vinos del mismo nombre, ha abierto sus puertas a todos los que creen que el vino es el resultado de una íntima conjunción –técnica y emocional- entre la viña y el hombre, una experiencia única que se convierte en la mejor alternativa al turismo tradicional.

áster Crianza 2001, un “château�? en el corazón de la Ribera de Duero

Propiedad del Grupo La Rioja Alta S.A., Viñedos y Bodegas áster inició su andadura en 1990, cuando el grupo puso en marcha un plan de expansión orientado a tener una destacada presencia en las principales  denominaciones de origen españolas. Un proyecto basado en una filosofía de calidad, respetuosa con lo mejor de la tradición, pero sin renunciar a la innovación y pensando siempre en la evolución del gusto y las demandas de los consumidores. Un objetivo que ha logrado aunar la excelencia enológica con la filosofía de utilizar solamente uva propia, elaborando un vino de pago en el sentido estricto del término.

Situada en Anguix, Burgos, la primera plantación se produjo en 1991, pero hubo que esperar a la cosecha del año 2000, cuando la calidad de las uvas mereció la confianza de los técnicos, para elaborar el primer vino, �?ster Reserva. Hoy la bodega áster cuenta con  cerca de 100 hectáreas de viñedos propios situados en la zona de más calidad de la denominación Ribera de Duero, con un microclima extremo y la mejor tierra para la uva. Los viñedos están divididos en cuatro parcelas, divididas a su vez en cuatro subparcelas, que permiten identificar y seleccionar las características particulares de las uvas de cada zona, de cara a la elaboración de los vinos más equilibrados.

Los viñedos y la bodega serán los ejes principales de la estancia. Una bodega concebida con mimo y llena de detalles, que harán de su visita una experiencia inolvidable. Anexa a la bodega se encuentra la casa solar, edificada en los años noventa a la más pura imagen de un  ‘château’ francés. En la planta baja se ubican el comedor, que posee una singular vista sobre la nave de barricas, y el salón, exquisitamente amueblado.

Cuenta también con una sala de catas donde, dirigidos por un enólogo de la bodega, el visitante podrá aprender los secretos del apasionante mundo del vino. Para aquellos que decidan alojarse, el edificio cuenta con cuatro dormitorios dobles que se encuentran en la primera planta junto a una galería acristalada ideal para disfrutar momentos de recreo y relax. El ambiente, la iluminación, el mobiliario… todo se conjuga en perfecta armonía con el fin de crear un escenario de lo más selecto, al tiempo que cálido y acogedor. Un marco rodeado de elegancia y sosiego para mimarse durante unos días. Quien lo desee podrá completar la estancia con una oferta variada en los alrededores que incluye actividades como golf, senderismo, gastronomía y un recorrido por lo mejor del románico castellano. <---newpage--->

El vino

La visita no se completará hasta degustar sus vinos. Entre ellos, destaca áster Crianza 2001, recién llegado al mercado y que se ha situado entre los mejores vinos del mundo al obtener 90 puntos en el ranking de Robert Parker, elaborado por el prestigioso gurú y crítico norteamericano, considerado como la principal referencia internacional a la hora de evaluar la calidad de los vinos.

áster Crianza 2001 confirma la solidez del proyecto de Bodegas áster, impulsado por el Grupo La Rioja Alta, S.A., orientado a crear una nueva referencia dentro de los vinos de Ribera de Duero, con objeto de ofrecer al consumidor un vino capaz de potenciar lo mejor de la tradición y carácter de esta denominación de origen, beneficiándose de la experiencia y el expertise de un grupo bodeguero con más de cien años de historia.

Elaborado al cien por cien con uva variedad tinta del país, procedente de las viñas de la Finca El Caño, propiedad de la bodega, el nuevo Crianza ofrece un color vivo rojo cereza, intenso y potente al paladar y con notable cuerpo y estructura. Sus agradables taninos conjugan con un paso final, redondo y elegante, que le da un carácter singular.

Así la bodega cató los vinos de las distintas parcelas en las que están divididos los viñedos de áster y consideró que los procedentes de la Finca El Caño, de suelo franco limoso, eran mostos muy complejos y afrutados, con buen grado y muy adecuados para la elaboración de un excelente Crianza.

áster Crianza 2001 se posiciona como un mosto fiel al estilo de la Ribera del Duero: complejo y afrutado, con buen grado. Intenso en nariz, muestra notas de frutas maduras (grosellas y fresas silvestres), así como recuerdos de canela y regaliz. En retrogusto se manifiestan las notas de cuero noble y especias dulces.

por Noticiascadadía

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...