España 09.05.2007Imprimir

10 de marzo: un día sin ver la televisión

“Por una televisión de calidad�? iniciativa de la Federación Ibérica de Telespectadores y Radioyentes (FIATYR)

(Noticiascadadía).- Desde la Federación Ibérica de Telespectadores y Radioyentes (FIATYR), nos acercamos a cuantas instituciones, organismos, asociaciones y ciudadanos en general, consideren el poder e influencia que los medios de comunicación y en particular la televisión ejercen en nuestra sociedad y muy especialmente cara a las nuevas generaciones (frecuentemente tienen “una visión televisiva del mundo�?), para que si comparten las premisas de ésta campaña, y la campaña en si misma, la defiendan y la divulguen todo lo que esté en su mano y dejen de ver la televisión las 24 horas del próximo

10 DE MAYO DE 2007 “por una televisión de calidad�?

Al presentar las premisas de la campaña mantenemos en primer lugar, que el grado de indefensión del espectador en España es mayor, puesto que no existe una Autoridad Audiovisual con poder sancionador, organismo que venimos reclamando durante los últimos quince años.

10 de marzo: un día sin ver la televisión

Hasta el año 1996 estando el Partido Socialista Obrero Español en el poder, desde 1996 ostentándolo el Partido Popular, hasta el 2004 en que gana las elecciones de nuevo el P.S.O.E.

Considerando la intoxicación interesada de periodistas y tertulianos en el último año, así como la errónea politización del tema, hay que reseñar en éste sentido, el silencio de gran parte de la clase política, de los ámbitos sociales más influyentes, muy especialmente de los responsables y profesionales del poder mediático español, contrarios en su mayor parte a la institucionalización de ésta figura e ignorantes de la preocupación y desmoralización que ésta realidad engendra en muchas familias españolas.

La Autoridad Audiovisual, organismo vivo e imprescindible en todo país civilizado y democrático, existe en todas las naciones desarrolladas y aún en vías de desarrollo y desde luego en la totalidad de nuestro entorno europeo: Francia, Italia, Inglaterra, Irlanda, Países Bajos, Portugal, así como en Grecia, Turquía, etc.

En España, es urgente su creación, una autoridad que debe emanar de la Ley del Audiovisual: independiente y con poder sancionador.

Desde EURALVA (European Alliance of listeners and viewers Asociation), de la que somos miembros fundadores, en el encuentro internacional que tuvo lugar en Lisboa el mes de Enero de 2006 , ya se reclamó a la Comisión Europea la vigilancia en el cumplimiento por parte de España del órgano regulador que contempla la propia Directiva de Televisión sin Fronteras.

Su urgente creación, demandada por amplios sectores de la sociedad española, se hace especialmente necesaria en relación con otros temas que también preocupan al espectador español, algunos de los cuales componen las premisas de ésta campaña: la televisión de servicio público; la protección del horario del menor; la televisión basura; la programación cinematográfica ;la presión publicitaria ,etc.

No podemos dejar de señalar aquí el tema de la contraprogramación (la normativa más permisiva de Europa y sin embargo se ha readaptado nuevamente a favor de las empresas).A la contraprogramación le dedicamos, en parte, la campaña del año 2004 y es una práctica siempre perjudicial para el espectador, que venimos denunciando ante la Comisión Europea en Noviembre de 2001 y ante el Consejo Audiovisual de Navarra en nuestra comparecencia de Octubre de 2002.

La campaña consta de los apartados referidos, poniendo de manifiesto sintéticamente, sus principales extremos; a continuación se fundamenta la normativa legislativa correspondiente, española y comunitaria.
A favor de una televisión de titularidad pública

Como se expresa en su propio estatuto:�?De servicio público esencial.�? Próxima a la cultura de la comunidad a la que sirve. Independiente de todo poder partidista y mediático. De tamaño humano: controlable económicamente. Al servicio de los ciudadanos y no del poder.
<---newpage--->

Contribuyendo al desarrollo de nuestra lengua (400 millones de hispanohablantes) y cultura.

La política audiovisual errónea que se practica en el ente público, lleva a que, excepcionalmente, y por lo general en la segunda cadena (a veces en horarios inverosímiles) se emita una programación digna; lo que es inaceptable es que se diga que es “para una inmensa minoría�?; la calidad es para todos; todos y cada uno de los espectadores tenemos derecho a lo mejor.

Hoy, la televisión pública no cumple con el cometido que le es propio: informar, formar y divertir.

Sabemos que se va a llevar a cabo una reestructuración drástica en el terreno económico y laboral, pero nos preguntamos si servirá para cambiar la mentalidad de los responsables en orden a mejorar la programación.
Simultáneamente con ésta campaña pensamos hacer llegar al defensor del espectador de RTVE.y a la opinión pública, una larga lista de programas que consideramos incompatibles con el servicio público, la pluralidad y la calidad que le deben ser propios.

Incompatible con la televisión pública: la innumerable cantidad de horas dedicadas a tratar la llamada crónica rosa, y muy especialmente al contenido basado en la crónica negra diaria.

Algunas consideraciones que mejorarían la oferta:

La calidad en la información y en los contenidos, realizada con creatividad y talento; suficientemente publicitada y ubicada en horarios de máxima audiencia.

El referente de nuestra historia y cultura.

La representación de la rica pluralidad española, ideológica y socialmente hablando.

El respeto escrupuloso a la normativa vigente en materia de información, contenidos y publicidad.

por Noticiascadadía

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...