Transporte y logística 13.10.2006Imprimir

¿Quién ha dicho que las tarjetas de peaje tienen que ser tan grises y aburridas?

Q-FREE lanza su nueva gama de tarjetas de peaje QBU para el conductor del siglo XXI

(Ncd).- En el Congreso Mundial de ITS que estos días se celebra en Londres, Q-Free ha lanzado su nueva gama de tarjetas de peaje bajo el nombre de QBU, una marca con la que pretende identificar a este accesorio de diseño destinado al consumidor más exigente. 
Diseñado por la agencia Total Tool en Milán, las nuevas tarjetas son coloridas y ergonómicas y se asemejan más a un artículo de moda coleccionable, que a un  dispositivo de cobro a conductores.
“Nuestro objetivo principal con las tarjetas QBU ha sido acercarlas a las personas en cuanto diseño, lenguaje y percepción. Pretendemos que pasen a formar parte de la vida diaria y no sean solamente simples tarjetas de peaje. Nuestra filosofía es la libertad –poder elegir tu modo de transporte y de vida- y las tarjetas QBU reflejan el estilo de cada usuario�?, declaró Oddvar Solemsli, director de Ventas y marketing de Q-Free.
Inicialmente, los diseños de Q-Free incluyen cinco nuevas gamas de QBU, cada una de ellas inspiradas en la temática de ciudades destacadas: Londres, San Paulo, Shanghai, Milán y Dubai, que representan algunos de los mercados de peaje más importantes del mundo. Cada tarjeta QBU tiene un estilo, ritmo, carácter y cultura propios, y refleja la naturaleza de la ciudad.
Según Giulio Ceppi, Director de Total Tool: "El proyecto de QBU ha sido muy interesante y agradecido. Es un verdadero placer contribuir a la unión de diseño y tecnología, de arte y ciencia. Fue fundamental romper con los colores grisáceos típicos de los ordenadores y sinceramente creo que lo hemos logrado."
La tecnología QBU de Q-Free se emplea con gran éxito y aceptación en muchas partes del mundo. Más de 8 millones de automóviles en todo el mundo están equipados con esta tecnología. Un ejemplo han sido los Juegos Olímpicos de Invierno 2006, en Turín, donde los visitantes pudieron acceder con facilidad al transporte público, los aparcamientos y los peajes de las carreteras con la tarjeta inteligente QBU.
Actualmente, en Portugal se está realizando un test piloto para el fácil acceso a los aparcamientos mediante una tarjeta QBU y así evitar a los conductores la necesidad de llevar dinero encima y abonar en efectivo en el momento. Estas tarjetas QBU también permiten pagar por la gasolina u otros servicios de movilidad. Además, Q-Free ha desarrollado y hará público un protocolo EMV (Visa Mastercard de Europago) para esta tarjeta QBU. En este sentido, QBU empieza donde las capacidades de las antiguas OBU acaban.
"La funcionalidad y la adaptabilidad de las tarjetas QBU sólo están limitadas por la imaginación de las personas. Creemos en el concepto de emplear el tiempo para vivir y las QBUs permitirán llevarlo a cabo. Ya que éstas estarán a la vista en todo momento durante la conducción, queremos que resulten atractivas. La tarjeta OBU está muerta, larga vida a QBU,"  comentó Solemsli.
Los diseños de esta tarjeta QBU inteligente están pensados para encajar con el mobiliario urbano, sus alrededores y mezclarse con cualquier paisaje en cualquier ciudad del mundo. Las variables incluyen siluetas de edificios, materiales empleados o colores predominantes. Otra es la ubicación misma de la ciudad, modificando el estilo del diseño según la cultura, la estética, el clima y los aspectos medioambientales.
La nueva gama de tarjetas QBU han sido presentadas a la prensa en el show más llamativo llevado a cabo este año en el Congreso Mundial de ITS que se celebra en Londres. Este evento también destacó por el premio ganado gracias al equipo de diseño al exhibir una gama de ropa que refleja los conceptos de diseño del mobiliario urbano de la infraestructura global de Q-Free. <---newpage--->

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...