Cultura 23.10.2007Imprimir

Viña Ardanza 2000, el nuevo espíritu de la Rioja

La nueva añada se presenta por primera vez en formato mágnum

(Noticiascadadía).- Procedente de la selección de las mejores uvas de las fincas de La Rioja Alta S.A. y disponible, por vez primera, en formato de botella mágnum, Viña Ardanza 2000 llega por fin a nuestras mesas. Atrás quedan 36 meses en barrica y su posterior envejecimiento en botella en la bodega. El vino llega al mercado en su punto óptimo, dispuesto a satisfacer todas las expectativas de los consumidores más exigentes.

Viña Ardanza 2000, el nuevo espíritu de la Rioja

Llega también en un momento de gran expectación por conocer el nuevo “espíritu de la Rioja” representado por este vino, clásico entre los clásicos, pero que en los últimos años ha emprendido una evolución, en la que, sin renunciar a lo mejor de la tradición de la Rioja, se ha ido adaptando a los nuevos gustos y demandas de un mercado cada día más exigente. Otra de las novedades que trae Viña Ardanza 2000 es su presentación, por vez primera, en formato mágnum, una vieja demanda de sus “seguidores incondicionales” de la etiqueta.  

Un vino con historia

La nueva añada es el sabio resultado del coupage de uva Tempranillo (80%), en su mayor parte procedente de nuestra Finca Viña Ardanza de 30 años de edad, y de uva Garnacha (20%) de los municipios de Ausejo y Tudelilla. Una unión que enriquece, potencia y diferencia el Viña Ardanaza del resto de vinos de la Rioja. Una añada con historia, que comienza con una excelente cosecha, una de las mejores de los últimos años, que creó las expectativas más optimistas en la bodega.

Tras envejecer 36 meses en barrica, en marzo de 2004 el equipo enológico de La Rioja Alta S.A. consideró que era el momento óptimo de embotellamiento. Se decidió también entonces que, además de los formatos habituales de 75 y 37,5 cl., por primera vez, se embotellaría el Viña Ardanza en formato mágnum de 1,5 l. Un formato que permite un envejecimiento del vino más pausado y homogéneo, cada vez más reclamado por unos consumidores más avezados y exigentes, que no quieren renunciar a la mejor expresión del vino que permite este envase.  

Intenso, complejo, elegante…

El Viña Ardanza 2000, presenta un bonito color rojo cereza, de capa media alta y con tonos anaranjados en el borde de la copa. La impresión nasal es intensa y compleja y dominan las notas de frutas maduras de sotobosque enlazadas con aromas de canela, nuez de coco... En boca es voluminoso, estructurado y a la vez elegante y sedoso. Retrogusto largo adquirido en su prolongada estancia en botella, donde su elegante bouquet se hace más intenso. Un Viña Ardanza que sigue evolucionando sin perder sus ya reconocidas propiedades.  

Para su consumo se recomienda acompañarlo con cualquier tipo de carnes, tanto a la plancha como asadas. Asimismo, es perfecto para combinarlo con una amplía gama de quesos.  

La Cosecha

La climatología que acompañó al desarrollo vegatativo de la vid en el año 2000 fue idónea para alcanzar unas condiciones óptimas de calidad, favoreciendo la ausencia de plagas y enfermedades criptogámicas en el viñedo. La vendimia comenzó la primera semana de octubre por nuestras fincas Viña Ardanza y Los Llanos (ambas en Fuenmayor). Las uvas se recolectaron en un excelente estado sanitario, con buena concentración de azúcar y unos parámetros de color óptimos para obtener vinos de gran calidad. <---newpage--->

La fermentación alcohólica se realizó en depósitos de acero inoxidable durante 14 días a una temperatura máxima de 28ºC. La fermentación maloláctica quedó concluida en 21 días. Tras su trasiego, los vinos pasaron a barrica de roble americano de 4 años de edad media en marzo de 2001 donde se criaron durante 36 meses, siendo trasegado de forma manual en 6 ocasiones.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...