España 05.12.2007Imprimir

6 de diciembre: España celebra el día de la Constitución, 30 años después de su aprobación

La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles

(Noticiascadadía).- Hoy, día 6 de diciembre, los españoles celebramos el día de la Constitución, efeméride que conmmemora el día en que nuestra Carta Magna fue refrendanda mayoritariamente por los españoles en 1977.

6 de diciembre: España celebra el día de la Constitución, 30 años después de su aprobación

España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

Así mismo la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado y La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.

Esta es la redacción del artículo 1 de la C.E., que por otra parte, está siendo atacada desde diferentes frentes en esta última legislatura por los partidos nacionalistas y secesionista, vascos y catalanes, que han apoyado a PSOE en estos casi 4 años de gobierno.

Hoy, si cabe, tiene mucha más fuerza este pasaje del artículo 2 que establece que La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

Declaración del Congreso

En el Pleno del Congreso de los Diputados del jueves, 29 de noviembre, con motivo de la conmemoración del trigésimo aniversario de la entrada de España en el Consejo de Europa, la Cámara aprobó la siguiente declaración:

Con ocasión del XXX Aniversario de la entrada de España en el Consejo de Europa, el Congreso de los Diputados declara:

En 1977 España se convirtió en el 20º miembro de la organización, que vela en el continente por la protección de los derechos humanos, la salvaguarda de las libertades democráticas y la preeminencia del derecho. El ingreso en un organismo, que ya cuenta con 47 miembros y representa 800 millones de personas, fue un paso de gran importancia para la Transición de España a la democracia.

En octubre de 1977, por invitación del presidente de la Asamblea Parlamentaria, las Cortes españolas nombraron una delegación de alto nivel, de la que formaron parte Fernando Álvarez de Miranda, como Presidente del Congreso, Felipe González y Santiago Carrillo, que intervinieron ante el pleno de la Asamblea abogando por la incorporación de nuestro país ante el Consejo de Europa.

La declaración común de todos los partidos representados en las Cortes comprometiéndose a que la preeminencia del Derecho y los ideales recogidos por la Convención Europea de Derechos Humanos serían garantizados por la nueva Constitución española hicieron que el Consejo de Europa otorgara toda su confianza al proceso democratizador en España. Se habían celebrado ya las primeras elecciones democráticas (el 15 de junio de 1977), pero todavía no se había elaborado la Constitución que sería aprobada en referéndum el 6 de diciembre de 1978.

Este hecho, en cierto modo anómalo puesto que se apartaba de la norma por la que se regía el Consejo de Europa, la admisión en su seno de un país que todavía no contaba con una Constitución democrática, fue señalado y agradecido por Su Majestad el Rey cuando el 8 de octubre de 1979 se dirigió a la Asamblea Parlamentaria en Estrasburgo agradeciéndoles el papel decisivo que habían jugado al mostrar su plena confianza sobre la Transición democrática española. <---newpage--->

España ha trabajado con entusiasmo en una Institución que, desde el año 1949 en que fue creada, viene jugando un papel determinante en el impulso de la unidad del continente asentada en los principios y valores democráticos: el Estado de Derecho, el pluralismo político, la protección de los derechos humanos, la tolerancia, el respeto a las minorías lingüísticas y étnicas, la erradicación de la xenofobia y del racismo.

A estos trabajos España se sumó con un relevante protagonismo: ha aportado al Consejo de Europa un Secretario General, Marcelino Oreja, que ejerció su mandato entre 1984 y 1989; dos presidentes de la Asamblea Parlamentaria, José María de Areilza, de 1981 a 1983 y Miguel Ángel Martínez, de 1992 a 1996; y el primer Comisario de Derechos Humanos, Álvaro Gil-Robles, que desarrolló su labor de 1999 a 2006.

Al conmemorar el trigésimo aniversario de la entrada de España en el Consejo de Europa, el Congreso de los Diputados desea renovar el compromiso de España con los valores que defiende y representa el Consejo de Europa.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...